10 de septiembre de 2016
10.09.2016

La oferta universitaria dispara la demanda de alquileres de estudiantes en Ontinyent

El incremento de los estudios que ya se desarrollan plenamente en la capital de la Vall d'Albaida generan hasta lista de espera en la residencia Casa de la Vila

10.09.2016 | 00:30

El aumento a los últimos años de la oferta universitaria en Ontinyent ha disparado la demanda de alquileres de estudiantes a la ciudad. La residencia de estudiantes puesta en marcha este año por el ayuntamiento en el barrio de la Vila acumula ya 13 solicitudes en lista de espera, y algunas de las principales inmobiliarias de la ciudad (Inmobiliaria Carbonell, Inmobiliaria Penadés, Inmobiliaria Rafa Gandía y Gesinco) han constatado un crecimiento del mercado de alquileres estudiantiles en general a la ciudad. Esta demanda es tanto de alumnos como de profesores procedentes de comarcas a una distancia media como por ejemplo La Safor o la Ribera Alta, que sobre todo buscan alquileres con buenos precios.

El regidor de Educación, Óscar Borrell, ha destacado que fomentar la presencia de estudiantes con alquileres atractivos «cumple el triple objetivo que ya avanzó el alcalde, Jorge Rodríguez: seguir creciente como ciudad universitaria; apoyar a los estudiantes con menor capacidad económica y atender la petición de los vecinos del barrio de emplear espacios como este edificio municipal para dinamizar y rejuvenecer la zona con acciones que aprovechan el trabajo de rehabilitación que se está haciendo», manifestaba.

Hay que recordar que al segundo semestre del pasado curso académico el ayuntamiento puso en marcha la residencia de estudiantes de la Casa de la Vila, un inmueble municipal ubicado en la calle Trinidad reformado por el consistorio con los planes de ocupación, y que se ponía al alcance de estudiantes universitarios del Campus de Ontinyent, estudiantes de FP y becarios y ayudantes universitarios, que pueden alquilar a precios por bajo de mercado (alrededor de 60 euros mensuales por dormitorio) su estancia en este servicio municipal.

El edificio consta de 300 metros cuadrados de superficie repartida en planta baja y tres alturas con un total de nueve habitaciones y estudios, cuatro salones-comedor equipados con cocina office y cuatro cuartos de baño, además de una lavandería y una terraza. Además cuenta con un completo juego de mobiliario y electrodomésticos como por ejemplo televisores, lavadoras, vitrocerámica, hornos eléctricos y microondas o neveras. Seis de las nueve habitaciones se ocuparon rápidamente tanto para los últimos meses del curso pasado como para el que va a iniciarse este otoño, mientras que para las tres restantes se ha establecido esta lista de espera de la que saldrán sus inquilinos.

Oferta complementaria

Óscar Borrell ha relacionado también el aumento de la demanda no sólo por contar con tres titulaciones muy solicitadas (Ciencias de la Actividad Física y el Deporte; Magisterio, y Administración y Dirección de Empresas, con una demanda conjunta que quintuplica la oferta), sino también «con la consolidación de Ontinyent como una ciudad educadora y universitaria donde poder no sólo estudiar sino disfrutar plenamente de una atractiva oferta de ocio y servicios», según ha puesto de relieve el regidor ontinyentí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine