16 de septiembre de 2016
16.09.2016

Montaverner: vence el interés particular

16.09.2016 | 00:06

Este sábado, se consumará en Montaverner una moción de censura más que anunciada. Durante más de un año, la oposición (PSOE y Compromís) ha aprovechado la aritmética del pleno para bloquear e impedir que el gobierno liderado por Amparo Roses (PP), cabeza de lista de la candidatura más votada, pudiera actuar con normalidad.

Montaverner se encuentra a día de hoy con un presupuesto prorrogado y lo que es más perjudicial, con un año perdido en el que se ha bloqueado la acción de gobierno, siendo los vecinos los principales perjudicados de esa situación. Recuerden aquello del Perro de Hortelano, ese que ni come ni deja comer. Las fuerzas de izquierdas han traducido su incapacidad para alcanzar un acuerdo de perdedores, como en otros lugares, en lo único que les une: el «no» a todas las propuestas que vengan de una Alcaldesa del Partido Popular. No hay peor escenario en política que aquel donde la estrategia, la táctica o las cuestiones partidistas, se imponen al interés general que siempre debe ser el norte de los que nos dedicamos al servicio público. En el caso de Montaverner, durante algo más de un año la izquierda ha preferido boicotear y asfixiar a dialogar o pactar, provocando una inacción y parálisis que no nos resulta desconocida en la instituciones donde gobiernan estas formaciones, como la Diputación.

Una pasividad que en el ente provincial ha provocado que en estos momentos, 186 ayuntamientos de la provincia, desconozcan si el próximo año van a disponer del imprescindible servicio de asesoramiento técnico. Una inacción que en la corporación provincial nace del desencuentro y el solapamiento de competencias entre los Miembros de un gobierno formado por cuatro grupos distintos, que son incapaces de gestionar un proyecto común. Montaverner va a iniciar una andadura con unos nuevos gestores a los que les deseo suerte y sobre todo la capacidad de diálogo que no han tenido hasta ahora. Es lo que merecen los vecinos, que su calidad de vida mejore más allá de las disputas partidistas, al final esto es lo único importante.

En todo caso, permítanme que tenga mis dudas ante un gobierno que nace de dos formaciones que en ningún caso ganaron las elecciones y han necesitado 15 meses para conseguir un acuerdo de mínimos para intentar gobernar. La discrepancia mostrada en la oposición por los partidos firmantes, no es el mejor aval para iniciar su andadura conjunta en el gobierno.

De lo que sí estoy segura es que se van a encontrar con una oposición mucho más constructiva y responsable en las filas del grupo popular. Un Partido Popular que a lo largo de este largo año, asumió con Amparo a su cabeza un gobierno en minoría porque entendió que pese a todos los bloqueos y las marginaciones, el interés general de Montaverner y sus habitantes estaba por encima de todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine