03 de noviembre de 2017
03.11.2017

El retraso de la conselleria en anular la planta de Llanera inquieta a los alcaldes

El COR presiona para acelerar los trámites, pero el temor a las implicaciones jurídicas y económicas ralentiza el proceso, mientras los municipios que se ofrecieron en 2016 para acoger las instalaciones aún esperan noticias

03.11.2017 | 13:22
El secretario de Medio Ambiente, Julià Álvaro, junto al presidente del COR, Roger Cerdà, y el diputado Bort.

Dos años y medio después del cambio político en las instituciones valencianas, el cadáver de la macroplanta de residuos de Llanera de Ranes continúa enfriándose en el congelador y su funeral aún no se ha oficiado. En marzo de 2016, la asamblea del Consorcio de Residuos V5 (COR) acordó por amplia mayoría solicitar a la Generalitat que diera carpetazo al proyecto para iniciar el camino hacia un nuevo modelo multiplanta. Las poblaciones de Vallada, Bufali y Ròtova se postularon para acoger infraestructuras de tratamiento alternativas. A día de hoy, sin embargo, el expediente del vertedero de Llanera permanece atascado en el laberinto administrativo y no se ha suspendido la tramitación de los permisos ambientales: quedan muchos escollos por resolver.

El prolongado escenario de bloqueo preocupa a los responsables del COR, mientras la inquietud y el desconcierto se adueña de los ayuntamientos, especialmente de aquellos que ofertaron terrenos para albergar las nuevas plantas y, un año y medio después, aún esperan alguna noticia al respecto. Es el caso de Vallada, que necesita dar una salida cuanto antes a la superficie paralizada de Valpark para reducir su gigantesca deuda y ya baraja otras alternativas. Además, la alcaldesa quiere promover una consulta vecinal sobre la ubicación de la infraestructura y el tiempo apremia: 2019 es año electoral.

La consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, pide paciencia y garantiza el entierro definitivo del proyecto de Llanera mediante una modificación del Plan Zonal, una vez se apruebe el nuevo Plan de Integral de Residuos, previsiblemente antes de acabar el año. Sin embargo, la poda del contrato de 460 millones de euros que se adjudicó a la UTE Vytrusa en 2009 desencadena una serie de temores en la conselleria por la inseguridad jurídica y las implicaciones económicas de una indemnización a concesionaria. Las dudas, a su vez, ralentizan la toma de decisiones. Con el nuevo esquema, la empresa -que en la actualidad apenas obtiene rentabilidad de la concesión- debería renunciar a la inversión de 90 millones que iba a inyectar en la planta de Llanera: esta cifra se recortaría a 40 millones y sus beneficios menguarían en consonancia.

«Cooperación» de la concesionaria
El COR apremia a Medio Ambiente a abrir el melón cuanto antes, con iniciativa política y valentía, ante el miedo de que la posible autorización ambiental de las antiguas instalaciones -la tramitación ha seguido su curso y cuenta con informes favorables- acabe llegando y dinamite sus planes. Los responsables del organismo que engloba a 93 municipios de la Costera, la Canal, la Vall d'Albaida, la Safor y el Valle de Ayora ponen varios argumentos encima de la mesa. El principal es que el proyecto de Llanera «no se adapta a la legislación estatal y europea vigente» y arrastra una fuerte contestación social y política en contra. También el consistorio de Llanera, gobernado por Cs, ha renegado del mismo.

Desde el Consorcio recalcan la voluntad de la UTE concesionaria de cooperar en la transición de la hoja de ruta para amarrar la concesión. Aunque ambas partes mantienen pleitos en los tribunales, se trabaja en un acuerdo para minimizar el coste económico de la operación. La ausencia de instalaciones propias de tratamiento y eliminación obliga al COR a repartir sus 132.000 toneladas de basura por toda la C. Valenciana, de modo que los costes de gestión se disparan y ello repercute en el recibo de los vecinos. Los gestores del ente exhiben el consenso político transversal logrado para diseñar un modelo «más innovador, sostenible, barato y flexible con la realidad geográfica y social de un territorio rural y disperso». Muchas promesas aún por cumplir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Costera-La Canal-La Vall d´Albaida

Piden 40 meses de cárcel para el violador que intentó agredir a una mujer en Canals

Piden 40 meses de cárcel para el violador que intentó agredir a una mujer en Canals

El acusado, juzgado ayer, ató a la víctima con una cuerda al cuello en 2015

Xàtiva se replanteará la subvención al Olímpic si el club se convierte en SAD

El ayuntamiento no podrá conceder la actual ayuda anual y buscaría nuevas fórmulas de colaboración...

Agullent compra a la iglesia por 95.000 euros el edificio del Patronato

Agullent compra a la iglesia por 95.000 euros el edificio del Patronato

El inmueble, en desuso desde hace varias décadas, se destinará a servicios sociales

Xàtiva proyecta cerca de la Seu el mayor parking de la nueva red del casco antiguo

Xàtiva proyecta cerca de la Seu el mayor parking de la nueva red del casco antiguo

El consistorio negocia con Patrimonio 19 aparcamientos en el solar que compró el gremio de panaderos

El Eset masculino ya es segundo al vencer al Oliva y el femenimo supera al Almoradí

El Eset masculino ya es segundo al vencer al Oliva y el femenimo supera al Almoradí

Buena jornada para los equipos del Eset VAO Ontinyent que despacharon sus compromisos con dos...

Enlaces recomendados: Premios Cine