05 de abril de 2018
05.04.2018

Los alumnos del colegio que se inundó en enero vuelven a sus aulas el martes

Tras los daños sufridos por carecer de cubierta el Vicente Gironés de Ontinyent vuelve a la normalidad

05.04.2018 | 08:55
Los alumnos del colegio que se inundó en enero vuelven a sus aulas el martes

La Conselleria de Educación ha anunciado al Ayuntamiento de Ontinyent que el alumnado del colegio Vicente Gironés, que resultó gravemente inundado en el episodio de lluvias de enero por carecer de cubierta durante las obras de remodelación, podrá volver al centro el próximo martes. Cabe recordar que los desperfectos causados por las precipitaciones motivaron el traslado de 220 alumnos de este colegio, 183 de ellos en el colegio Rafael Juan Vidal y 40 en la colegio Martínez Valls, al lado, contando en el primer caso con un servicio de bus gratuito coordinado por el Ayuntamiento de Ontinyent.

El alcalde, Jorge Rodríguez, y el director territorial de Educación, Santiago Estañán, visitaban ayer las instalaciones junto a los concejales Óscar Borrell y Jaime Peris; así como técnicos y representantes de la Conselleria de Educació. En la visita se comprobaba que durante estos días de Semana Santa y Pascua han finalizado las últimas actuaciones de pintura interior con las que ha colaborado el ayuntamiento, después de que la conselleria colocara la nueva cubierta y reparara la red eléctrica, entre otras actuaciones.

Tanto el alcalde como los representantes autonómicos tenían palabras de agradecimiento para los centros educativos de la ciudad que pusieron de inmediato sus colegios a disposición del Vicente Gironés, y especialmente al Rafael Juan Vidal y al Martínez Valls, receptores de la mayor parte del alumnado afectado.

Las consecuencias del temporal que descargó en 12 horas más lluvia que en los anteriores ocho meses fueron catastróficas para el CEIP Vicent Gironés de Ontinyent. El colegio, completamente anegado, sufrió cuantiosos desperfectos cuya reparación ha sido larga y costosa. Las clases se suspendieron y más de 200 alumnos del centro tuvieron que ser reubicados. La situación de excepcionalidad se ha prolongado durante dos meses. A la pregunta de porqué el centro se encontraba a la intemperie en pleno episodio de gota fría puesto que habían retirado semanas antes la cubierta sin que fuera repuesta con la nueva, la Conselleria de Educación culpó a la empresa murciana que en junio se adjudicó las obras de sustitución de la cubierta de amianto, contra la que anunció acciones legales por «incumplir los plazos de ejecución» y por la «falta de previsión» con el riesgo existente.

Los 183 escolares de 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria del Vicent Gironés han sido trasladados al colegio Rafael Juan Vidal —donde han ocupado ocho aulas—, mientras que los de 2º de Primaria retomaron las clases en el Martíne


Críticas desde la oposición

Dos de los partidos de la oposición, PP y Ciudadanos, cargaron con dureza contra lo sucedido al señalar que pudo haber precipitación por parte de algún responsable político en ordenar la retirada de la cubierta vieja cuando aún no esta la lista la nueva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine