09 de mayo de 2018
09.05.2018

Destrozan puertas y alarmas de un colegio de Xàtiva para robar el dinero del comedor

Los asaltantes del CEIP Gozalbes Vera forzaron un armario blindado que almacenaba menos de 500 euros

09.05.2018 | 12:52

«Lo único que buscaban era dinero: ya ves tú qué dinero van a encontrar en un colegio público». El director del CEIP Gozalbes Vera de Xàtiva no puede ocultar su perplejidad cuanto intenta describir los cuantiosos daños materiales que sufrió el centro de educación infantil y primaria de la calle Acadèmic Maravall el viernes por la noche, cuando un grupo de ladrones -presumiblemente- se colaron en las instalaciones docentes y destrozaron la alarma antirrobos, cerca de una decena de puertas y parte del mobiliario.

El resultado del asalto fue un botín ínfimo comparado con el importe de los destrozos registrados. Al parecer, los ladrones únicamente se llevaron los fondos que encontraron tras lograr abrir un armario blindado con doble cerradura, donde el colegio suele almacenar la recaudación de la semana de los padres que abonan el servicio de comedor en efectivo (lo habitual es domiciliarlo), junto con otros ingresos. En el momento del robo, la cantidad en la caja rondaría los 400 o 500 euros, según indican en el centro.

Un vecino extrañado por los fuertes ruidos nocturnos en el interior del edificio avisó a la Policía Nacional, que se encontraba efectuando una patrulla en las proximidades. A su vez, los agentes llamaron a la Policía Local para abrir el colegio. Pero los asaltantes, que al parecer utilizaron unas linternas para alumbrarse, acababan de marcharse del lugar. El director del Gozalbes Vera recibió a la 1 de la madrugada del sábado la llamada que le advirtió del suceso. El panorama que se encontró al llegar fue desolador. «Estaba todo revuelto, todos los cajones y los armarios abiertos y todas las puertas rotas», detalla a Levante-EMV.

Para colarse, los ladrones saltaron una valla y forzaron la puerta del comedor desde el jardín. Para romper la alarma antirrobos, todas las puertas que se encontraron a su paso y el pesado armario blindado, se hicieron valer de diferentes herramientas. Rompieron pomos a patadas y abrieron las puertas acristaladas con destornilladores, con tal de hacer el mínimo ruido posible.

Por el camino se toparon con todo tipo de utensilios tecnológicos a los que hicieron caso omiso: cámaras de fotos, ordenadores portátiles, una cámara de video... «No se llevaron nada de valor», observa con extrañeza el director.

El CEIP Gozalbes Vera ha denunciado los hechos. La Policía Científica ha visitado el colegio para intentar localizar posibles huellas digitales, si bien los asaltantes habrían utilizado guantes.


Reparaciones urgentes

Tras conocer los hechos, el ayuntamiento se puso en contacto de forma inmediata con la empresa de mantenimiento, que durante estos días está reparando los desperfectos más urgentes para garantizar el normal funcionamiento de un colegio que acoge muchas actividades durante toda la jornada. La dirección ha agradecido al consistorio que se haya volcado rápidamente con la situación. Los trabajos incluyen la instalación de una nueva alarma más segura y la sustitución de puertas, marcos, paños y cerraduras, puesto que los ladrones accedieron a un cuarto donde se encontraban todas las llaves del centro. También se está valorando la opción de instalar videovigilancia.

El último robo que sufrió el centro fue hace unos dos años, cuando desaparecieron varios portátiles. En esta ocasión, sin embargo, se observa el empleo de una técnica «más profesionalizada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine