La Escuela de Tauromaquia clausura el curso en Chelva

Los novillos de Giménez Indarte colaboraron con el éxito de los novilleros

09.11.2013 | 20:42
Alejandro Contreras se lució con el capote.
Alejandro Contreras se lució con el capote.

Acabó la temporada en la provincia de Valencia con una novillada organizada por la Escuela de Tauromaquia de Valencia, en esta ocasión en la centenaria plaza de toros de Chelva.  Con entrada gratuita para los aficionados y en mañana de agradable climatología, en el ensolerado coso chelvano se dieron cita un elevado numero de aficionados.
El festejo volvía a tener el aliciente de poder calibrar el aprendizaje de seis de los más nuevos valores de la escuela en sus primeros pasos por la profesión. 
Unas escuelas taurinas que, tras el reciente reconocimiento de la tauromaquia como bien cultural inmaterial, cobran una mayor importancia en su aspecto académico. No sólo para enseñar la profesión del toreo, sino dentro de la formación integral de los alumnos. Sin perder de vista la entrada del espectáculo taurino en las aulas de colegios y universidades.
Ayer se lidiaron reses de la ganadería de Giménez Indarte. Un encierro correctamente presentado, variado de pelajes y cuyo juego resultó muy colaborador aunque también un punto exigente para los actuantes. Todos enrazados y de incansable movilidad.
Esta prueba de fin de curso la pasaron los chavales con suficiencia. con desigual acierto. Unos progresan adecuadamente, otros necesitan mejorar, y todos deben de aplicarse con esfuerzo, entrega y dedicación si quieren abrirse paso en esta profesión.
Abrió el festejo Cristian Gómez, quien tras su excelente actuación días pasados en Algemesí, ratificó su buen momento. Firmeza, cadencia y templanza fueron los principales ingredientes de su actuación. Juan Gutiérrez se mostró como torero de buen corte, firmando momentos de pinturera expresión.
Santiago Sevilla lució por su compostura y sentido de la ligazón. Alejandro Contreras, a pesar de su bisoñez, apuntó interesantes detalles con capote y muleta y se fue detrás de la espada a la hora de matar.
Miguel Senent sorprendió por su desparpajo y soltura. Menudo de cuerpo, mataba su segundo novillo, lo que no fue óbice para que firmase una labor vistosa y de gran llegada a los tendidos. Y Vicente Tudón, quien cerraba el sexteto, lanceó con vistosidad y muleteó con tanta firmeza como entrega.    



anteriorsiguiente

Globos de Oro 2018

Globos de Oro 2018

Conoce a los ganadores de los Globos de Oro y disfruta de las mejores imágenes de la alfombra roja en directo.

 

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine