20 de septiembre de 2015
20.09.2015

Climent abre la puerta grande en Algemesí

El valenciano corta dos orejas de un colaborador novillo de Rehuelga - El mejicano Adame se lleva un trofeo y muestra un interesante corte

20.09.2015 | 04:15
Cristian Climent muleteó con oficio y solvencia en la primera de feria.

Ayer comenzó una nueva edición de la feria de novilladas de Algemesí. Año tras año, el aficionado tiene la oportunidad de volver de nuevo a un lugar entrañable. Tanto por el ambiente que se respira, como por lo inigualable del entorno y de su singular plaza de toros, y por lo que supone para la tauromaquia una semana taurina como la que se celebra en esta localidad ribereña.

La atmósfera que se vive en la ciudad es tan sana como intensa. El viernes, a las nueve de la noche, tenía lugar el chupinazo con el que se abre la «setmana de bous» en la calle Muntanya. En la sala de exposiciones del Casino Liberal se puede visitar una muestra de fotografías de Ximo Bueno sobre la feria del 2014 titulada «Instantes taurinos». En el Palacio de la Fiesta también puede contemplarse una exposición permanente sobre la historia de esta singular feria taurina.
Por su parte, la comisión ha editado un nuevo volumen de su revista El Forat y las cámaras de la televisión local Berca TV se encargan de retransmitir todos los festejos.

Asimismo, por las mañanas tiene lugar el tradicional encierro de los novillos de la tarde, en un recorrido que va desde las dependencias de los corrales hasta la plaza de toros. Luego, por la tarde, el rocafull en el Chester, el cremaet del Reviejo y la visita a las peñas en sus cuarteles generales del Parque Salvador Castell son citas obligadas antes de dirigirse al ensolerado palenque taurino algemesinense, caminando tras la banda de música.

Y ayer, con el habitual ambiente festivo y colorista en los tendidos del coso, cuando a las cinco y media de la tarde sonaron las campanas de la Basílica de San Jaime, la alcaldesa de la ciudad, quien además se ha destacado estos días por su valiente defensa de la fiesta de los toros, exhibió su pañuelo sobre la balaustrada del palco situado en el balcón del ayuntamiento para que rompiese el primer paseíllo del serial.
Los novillos de Rehuelga estuvieron justamente presentados y con el pelaje y las hechuras propias de su encaste santacolomeño. El cárdeno primero tuvo más cuajo que cara. Metió los riñones en el caballo, si bien no terminó de emplearse y desarrolló sentido, saliendo siempre suelto de los embroques, con la cara alta y distraído. Dio un excelente luego el careto segundo, que metió la cara en las telas con tanta fijeza como nobleza y son. El tercero resultó tan pastueño y obediente como

escaso de poder y algo falto de raza, aunque sirvió a su matador.
Y al cuarto le castigaron con saña en varas y llegó al tercio final muy apagado, aplomado y a la defensiva.
El valenciano Cristian Climent saludó con una larga a su primero. Banderilleó con exposición, y con la muleta anduvo compuesto y con oficio, en un trabajo cumplidor que no terminó de tomar vuelo aunque por encima de las condiciones de su complicado oponente. Se le fue la mano a la hora de matar.

Y también banderilleó con espectacularidad al tercero, frente al que se mostró entonado y con muchos recursos, en un trasteo de largo metraje y no exento de mensaje, que remató con una media en la yema de efectos fulminantes.

En cuanto al mejicano Luis David Adame, quien sustituía al herido Pablo Aguado, también banderilleó dejándose ver. Muy asentado y firme y con las zapatillas, clavadas en la arena, muleteó con pulso, templanza y dejando siempre el engaño puesto en la cara de su antagonista. Abrochó la faena con circulares y otros efectismos que aligeraron la magnitud de su labor.

Lució en un quite por zapopinas en su segundo, al que pareó con riesgo y asomándose siempre al balcón. Luego su faena estuvo presidida de nuevo por la firmeza, manejando los engaños con cadencia y una personal expresión muy propia del estilo de los toreros de su país. Sobresalió en su toreo al natural aunque luego se demoró con las armas toricidas y no pudo compartir el premio de la puerta grande con su compañero de cartel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine