27 de octubre de 2015
27.10.2015

Las vanguardias como fenómeno importado e hijo de la Gran Guerra

El poeta «novísimo» Guillermo Carnero imparte un curso sobre el contexto artístico del conflicto de 1914

27.10.2015 | 04:15
Las vanguardias como fenómeno importado e hijo de la Gran Guerra

Sin la I Guerra Mundial, las vanguardias históricas hubieran sido de otra manera, algunas ni siquiera se hubieran concretado o hubieran quedado reducidas a una mera cuestión estilística, como el expresionismo alemán. Es la tesis del profesor y poeta Guillermo Carnero, que esta semana (ayer, hoy y el próximo jueves) imparte en el Ateneo Mercantil de Valencia la segunda parte de un curso sobre la Guerra de 1914, centrado en esta ocasión en la relación del conflicto con el contexto cultural y artístico.

«Toda la veta ideológica que recorre las vanguardias no tendría sentido sin la guerra y sin los regímenes totalitarios, como el fascismo y el comunismo, que fueron su consecuencia», señaló ayer Carnero (Valencia, 1947), especialista en este periodo histórico, a Levante-EMV.

España se benefició de la contienda bélica, en la que no participó, al vender por igual a unos y a otros, con lo que vivió un momento de auge económico. Esquivó la sensación de angustia que atravesaba la mayor parte de Europa y este contexto, diferente, también motivó unas vanguardias españolas distintas.

Estas «fueron importadas a los ámbitos estrictamente literarios y culturales, pero no tuvieron un caldo de cultivo propio», explicó el profesor honorario de la Universitat de València. La excepción fue, claro, el grupo de intelectuales formados fuera de España (en París, casi todos), como Pablo Picasso, Salvador Dalí o Luis Buñuel.

La vanguardia española sería así un fenómeno «más tardío y débil», sin el «arraigo social» que el dadaísmo, el surrealismo, el futurismo o el expresionismo tuvieron en Francia, Alemania e Italia, en opinión de Carnero. No obstante, sí estuvo cargada de mucho interés, con autores como Vicente Aleixandre, Rafael Albertí o García Lorca, entre otros.

Carnero, alejado ahora de la producción poética „aunque «es algo que se lleva tatuado, nunca se deja de ser poeta, igual que no se olvida ir en bicicleta»„, fue uno de los novisimos de los años setenta (los incluidos por José María Castellet en la antología Nueve novísimos poetas españoles). No renuncia a aquel pasado, aunque no deja de ser un hecho ya alejado en el tiempo: «Fue un manifiesto y la misión de estos es coyuntural, luego hay que seguir con algo sólido, pero sin él no habríamos hecho nada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine