21 de noviembre de 2015
21.11.2015

La larga ausencia de La Zaranda

21.11.2015 | 04:15

No dice mucho de la calidad teatral de lo que vemos en Valencia el hecho de que La Zaranda no haya actuado aquí desde hace bastante tiempo. Si mi memoria no falla, fue en 2001, en el Teatro Rialto, donde vimos al colectivo jerezano por última vez en nuestra ciudad. Allí representaron La puerta estrecha, una mirada muy particular sobre la inmigración. Con anterioridad habían actuado en la Fundación Bancaixa con dos de sus obras cumbres, Perdonen la tristeza y Vinagre de Jerez. Ahora, por fin, podemos ver de nuevo al Teatro Inestable de Andalucía la Baja en el recién abierto Teatre el Musical. Por ello es todo un acontecimiento la representación de El grito en el cielo, su último montaje, que tendrá lugar hoy sábado (aunque no se entiende que sea en sesión única).

Llamo la atención sobre este hecho, porque nos reencontraremos con una compañía ya de culto, con una estética que se ha mantenido a lo largo de 40 años, dando lugar a imágenes oníricas y torturadas, y a unos personajes que rememoran los seres beckettianos, con un aroma andaluz. La depuración al máximo de unos personajes límite (curiosos pesimistas) que suelen provocar una sonrisa y un calambre en el estómago. No es teatro de masas, pero tampoco es difícil ni erudito, precisamente porque va directo al hígado.

Y es que la Zaranda es ceremonia teatral, y un sinfín de símbolos y frases que, repetitivas, se transforman en auténticos tratadillos de cómica metafísica. De lo litúrgico con lo brutal. Todo lo cual evoca también una profunda tradición cultural española: la picaresca, la imaginería barroca, Goya y otras manifestaciones estéticas.
Un mundo, en fin, que, en su última obra, que nació en la Bienal de Venecia, donde la compañía fue invitada en residencia artística, se construye alrededor de unos personajes viejos y enfermos que no se resignan. Quieren, a pesar de todo y de cualquier modo, huir. Vivir en la intemperie del alma. Con su humor negro y tierno, La Zaranda regresa con un discurso sobre un mundo deshumanizado que aniquila cualquier tipo de trascendencia.
Un teatro que no oculta su ser, al contrario, lo grita. Oigámoslo de nuevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

Morante de la Puebla baraja la posibilidad de volver a los ruedos de la mano de Manuel Lozano

El diestro Sebastián Castella será apoderado por Simón Casas la próxima temporada

"Para nosotros La 97.7 es nuestra casa: siempre la tenemos presente"

"Para nosotros La 97.7 es nuestra casa: siempre la tenemos presente"

«Uno de los temas del grupo es un jingle de la radio, así que en cierta manera hemos crecido con...

La penúltima lección de Antonio Cabrera

La penúltima lección de Antonio Cabrera

El poeta se recupera en Toledo de una grave lesión medular tras sufrir un accidente cuando...

Emma Suárez: "No me siento de ningún lugar"

Emma Suárez: "No me siento de ningún lugar"

La actriz Emma Suárez recibe el reconomiento a su trayectoria en el Festival Antonio Ferrandis de...

Protagonistas de la temporada valenciana

Protagonistas de la temporada valenciana

Ureña ha sido autor de la mejor faena de 2017 - El Juli solventó con nota su paso por las Fallas...

Pablo Neruda no murió de cáncer, según los expertos

Pablo Neruda no murió de cáncer, según los expertos

Un equipo internacional de peritos prevé hallar la causa del fallecimiento en el plazo de un año

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine