21 de abril de 2016
21.04.2016
Muestra

Miseria y esperanza sin colores

La fotografía documental de la América de la depresión interpela al presente en una muestra en el IVAM

21.04.2016 | 04:15
Miseria y esperanza sin colores

«Una esperanza decente». La frase forma parte de la película documental The city (1939) y resume el espíritu de la América de Roosevelt, la posterior al crack de 1929, y también el de las fotografías y audiovisuales que desde hoy (hasta el 4 de septiembre) iluminan en un blanco y negro directo, sin retórica, la galería 3 del IVAM.

Esta iconografía de la miseria de una nación castigada que busca sus señas de identidad manteniendo la mirada a la cámara con dignidad interpela al presente, con sus crisis económicas y humanitarias, y también, por qué no, al momento actual del museo, en fase de renacimiento desde la humildad „al menos es el discurso oficial„ mientras los tribunales destripan la gestión anterior.

Una madre exhibe una sonrisa sucia y pura con su niño en brazos y un muñeco harapiento (Mujer e hijo de un aparcero, Arkansas, 1935). La fotografía traslada a la decencia inquebrantable de los campos de Idomeni en 2016. Son las concomitancias de la derrota.

Al lado, la chabola de Floyd Burroughs, en Alabama (1936). Floyd no es nadie y lo es todo, un hombre pobre con toda la dignidad que transmite el orden de su cabaña: una toalla blanca colgada de un clavo y una palangana; tras la puerta, un quinqué sobre una mesa con un mantel de plástico. Walker Evans es el culpable de la fotografía.

De la descrita y de las más de 200 recogidas en la muestra, sostiene el comisario, Ramon Escrivà, coordinador de exposiciones del museo. Lo dice porque la influencia de Evans, el primer fotógrafo que tuvo una exposición individual, en el MoMA (1938), está en toda esta fotografía documental de los años 30 representada por Dorothea Lange, Gordon Parks o Arthur Rothstein.

El proyecto es el primer acercamiento en forma de exposición al programa de documentación de la Resettlement Administration de EE UU, del que han quedado 170.000 imágenes que plasman el giro de la fotografía hacia la realidad más dolosa olvidando los formalismos de los dorados años 20.

Y es arte. ¿O no? Para el IVAM, sí, desde que es IVAM. Es la cita que cierra el recorrido: «No puedo recorsar haber tenido una crisis nerviosa ante el pensamiento de si la fotografía es o no arte» (Elisabeth McCausland, 1938).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine