14 de septiembre de 2016
14.09.2016

Russafa Escènica, femenina y en valenciano

La sexta edición del festival, que arranca mañana, cuenta con la participación de 60 mujeres y un 36 % de espectáculos en lengua propia - Los miedos universales son el eje del certamen, que se compone de 22 piezas y 17 actividades paralelas

14.09.2016 | 04:15
Russafa Escènica, femenina y en valenciano

Russafa Escènica no le teme «a nada», a pesar del lema que bautiza esta sexta edición: «Miedos». Así lo aseguró ayer su director artístico, Jerónimo Cornelles, durante la presentación en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de Valencia (UV). «Hace un año le teníamos miedo a mucho, ahora a nada. Debe ser la madurez», explica Cornelles, responsable de un festival que se consolida como nuevo modelo de cultura en la ciudad y en el barrio. En 2015, el encuentro de artes escénicas reunió a 10.400 asistentes, una cifra que «sobrepasó» las expectativas de la organización y que este año esperan contener. Para ello han reducido el número de piezas que componen la edición que arranca mañana y que recorrerá hasta el domingo 25 de septiembre las calles de Russafa. Buscan hacer el festival «más abarcable para el público». «Ya tenemos un público fidelizado; no tenemos nada que demostrar», sostuvo Cornelles, quien apostó más por la calidad que por la cantidad. «Queremos que siga siendo la fiesta de las artes escénicas», dijo.

Serán 22 espectáculos, que se dividen en 15 «viveros» (de 25 minutos de duración en espacios privados con aforo reducido), seis «bosques» (piezas de una hora para un público de entre 40 y 90 personas) y un «invernadero» (producción propia, surgida tras un taller con alumnos de escuelas valencianas). De todas ellas, 20 proceden de compañías valencianas; una de Madrid y otra de Mallorca. En total, han recibido 125 propuestas de toda España y de países como Italia.

Durante la presentación, Cornelles estuvo acompañado por el vicerrector de Cultura e Igualdad de la UV, Antonio Ariño; el director de Producción del festival, Ximo Rojo, y la coordinadora de las actividades paralelas, Ana Sanahuja. También estuvo presente la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, Glòria Tello. Cornelles quiso destacar la marcada presencia en esta edición de mujeres y de producciones en valenciano. Participarán un total de 60 mujeres entres coreógrafas, directoras y actrices. Sobre las piezas en lengua propia, estas han pasado del 6 % de la edición anterior a alrededor del 36 %.

Amenaza anticipada
La temática escogida, el miedo, pretende «hacer una reflexión» sobre los «miedos universales» de la sociedad contemporánea y cómo han variado y modulado la aparición de otros. No se trata de zombis, sino de «fobias, filias, miedo a la soledad», señala Cornelles. «Son miedos al terrorismo, al cambio climático,... es la amenaza anticipada», añadió Ariño.

En cuanto a los formatos que componen Russafa Escènica repiten de ediciones anteriores desde el teatro textual a la danza, pasando por la performance, el circo, la música, títeres y, como novedad, propuestas adaptadas para personas con discapacidad visual.

El espacio se reparte por puntos tan dispares del barrio como la Sala Russafa, una peluquería, galerías de arte o centros educativos.
Además de las 22 piezas artísticas, Russafa Escènica ha programado también una serie de actividades paralelas, explicó Ana Sanahuja, coordinadora de estas iniciativas. Música, poesía, arquitectura, debates sobre el concepto de miedo, visitas guiadas y cine son las disciplinas paralelas del festival. Algunas de estas actividades se desarrollarán en La Nau. Estas se complementarán con acciones urbanas tan sugerentes como la transformación «amigable» durante unas horas del túnel de la Gran Vía de Germanías.

Cornelles se refirió también a los objetivos del festival. En primer lugar, destacó poder pagar un caché a las compañías y un sueldo a los trabajadores del festival. En este punto, consideró que un presupuesto de unos 110.000 euros sería suficiente. En este sentido, desde la organización explicaron que la recaudación del año pasado fueron 60.000 euros.

Por su parte, Rojo quiso poner en valor el potencial del festival para generar una interrelación entre los vecinos del barrio. «Queremos redescubrir espacios, mostrar el barrio como nos gustaría vivirlo», dijo.

Russafa Escènica es un festival autogestionado en un 85 % aunque el equipo del mismo insistió en dar las gracias a todos los «aliados» que apoyan el proyecto y que se han sumado a él durante estos seis años. No obstante, reconocieron que aún queda mucho trabajo por delante para poder lograr el objetivo de corresponder económicamente el trabajo de compañías y organización. En palabras de Rojo, «no pedimos más subvenciones, pedimos más implicación». Cornelles agradeció a los patrocinadores su colaboración. En esta lista figuran el Ayuntamiento de Valencia, la EMT, Universitat de Valencia AC/E Acción Cultural Española, Las Naves, Quatre Films y Cervezas Alhambra. La única «decepción» „matizó„ ha sido con la Generalitat Valenciana, ya que «tras dos años la actual Subdirección de Teatro y Danza ha decidido prescindir del Ciclo Russafa al Rialto. No es una cuestión de poder, sino de querer», lamentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine