04 de octubre de 2016
04.10.2016
Pintura

Las 131 caras de Pinazo

El Museo de Bellas Artes y la Fundación Bancaja inauguran una muestra conjunta sobre el retrato y la historia en la obra del pintor

06.10.2016 | 13:38
Las 131 caras de Pinazo

Tal día como hoy, un 4 de octubre, pero de 1896, es decir, hace 120 años, el pintor Ignacio Pinazo (Valencia, 1849-Godella, 1916) ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. Entonces leyó su disertación La ignorancia en el arte, en la que afirmó que «sobran profesores y faltan maestros».

Hoy el Museo de Bellas Artes y la Fundación Bancaja se suman al Año Pinazo e inauguran una exposición conjunta sobre la importancia de la historia y el retrato en la obra del maestro valenciano.

La muestra está planteada como un recorrido „en ambas sedes„ desde la tradición al modernismo, a través de un total de 131 obras (79 en el Museo de Bellas Artes y 52 en la Fundación Bancaja), algunas nunca vistas en Valencia.

Comisariada y presentada ayer por José Ignacio Casar Pinazo, director del Museo de Bellas Artes (y biznieto del pintor) y Francisco Javier Pérez Rojas, de la Cátedra Pinazo de la Universitat de València, la exposición exhibe „hasta el próximo 8 de enero„ el nuevo discurso pictórico de Pinazo, sin olvidar sus afinidades a otros maestros como Velázquez, Goya o Ribera. Les acompañó en la presentación el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón.

Las obras expuestas en Bellas Artes, bajo el título Pinazo. La historia y el retrato. De la gran tradición al modernismo, pertenecen al ciclo evolutivo de su pintura histórica y al ciclo biológico de la imagen del pintor desde la tradición al modernismo.
Los comisarios destacaron dos pinturas que se exhiben por primera vez en Valencia: La Caridad (Santa Mónica), de 1870, en cuya restauración se descubrió la huella dactilar de Pinazo y Los últimos momentos del rey don Jaime (1881), cuyo traslado desde el Museo del Prado fue «especialmente dificultoso» por sus grandes dimensiones (3,15 por 4,40 metros).

Se verán también por primera vez dos autorretratos, el retrato de Federico Vañó, un desnudo masculino y un anacoreta.
Mientras, la muestra de Bancaja recibe el título Pinazo. De la gran tradición al modernismo: el retrato. En ella, las piezas responden a retratos de personajes de la burguesía de finales del XIX, así como rostros de carácter íntimo y familiar, que constituyen documentos biográficos de su entorno más próximo.

Se exhiben por primera vez en los últimos 50 años los retratos de María Pampló, María Teresa Laval, la Condesa de Trénor y Emilia Marqués, y por primera vez se puede contemplar juntos la serie de retratos de la familia Jaumandreu, que hizo huyendo del cólera que asoló Valencia en 1885.

En cuanto a los autorretratos, se exponen una serie de obras desde 1871 hasta 1910 que dan cuenta de la transformación de la técnica de Pinazo, desde la inicial preocupación por el modelado del rostro hasta su conversión en texturas más deshechas.

Pérez Rojas resaltó la dificultad del retrato y alabó la maestría de Pinazo en el género. Recordó que el pintor valenciano ganó en 1897 la Medalla de primera clase de la Exposición Nacional con el retrato del comerciante valenciano José María Mellado.
Este hito le convirtió en el Primer artista español en ganar una medalla con un retrato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine