07 de octubre de 2016
07.10.2016

El Escalante pide asilo en El Musical

La programación del teatro, cerrado de urgencia por desprendimientos en el patio de butacas y palcos, se traslada a la sala del Cabanyal - La Diputación prevé que las obras de recuperación y acondicionamiento del centro duren, al menos, tres meses

07.10.2016 | 20:42
El Escalante pide asilo en El Musical

La programación del Teatre Escalante continúa en marcha pese al cierre de urgencia de la sala por deficiencias estructurales en el patio de butacas y palcos, con el consiguiente riesgo de derrumbe en algunas zonas de la sala.

Así lo aseguró ayer a Levante-EMV la diputada provincial de Teatres, Rosa Pérez, quien avanzó que las obras previstas para esta temporada se representarán en el Teatre El Musical. De este modo, las piezas se trasladan del barrio del Carmen al Cabanyal, aunque Pérez no aseguró que fueran a estrenarse en la fecha prevista.

El inicio de la programación estaba fijado para el próximo día 17 „con Les Aventures de Tom Sawyer, de Escalante Centre Teatral y La teta calva„, pero tras esta clausura de urgencia el inicio de la temporada se verá seguramente pospuesto.

El acuerdo entre ambas salas, según señaló Pérez, se tomó también de urgencia el mismo miércoles „día que se anunció el cierre del teatro, después de 31 años de existencia„ tras alcanzar un acuerdo entre la Diputación, gestora del Escalante, y el Ayuntamiento, propietario de El Musical, coordinado entre las responsables de las áreas de Patrimonio de ambas instituciones, Pérez y María Oliver.

El traslado de la programación se mantendrá mientras duren las obras necesarias para el reacondicionamiento de la sala. Según explicó Pérez, los técnicos necesitan ahora un mes y medio para analizar los desperfectos encontrados y otro tanto para acometer las obras. Si bien, no descarta que se encuentren más desperfectos «después de años de dejadez» por parte de la anterior Corporación municipal. De este modo, hasta finales de enero no estaría de nuevo la sala operativa. Los desperfectos, según la diputada, se encontraron después de hacer una revisión para acometer unas obras de mejora de accesibilidad.

Según el informe sobre los desperfectos encontrados en el Escalante, y al que ha tenido acceso este periódico, el arquitecto adscrito a proyectos técnicos de Patrimonio visitó el pasado 26 de septiembre el teatro a petición del director del centro y encontró cascotes en el patio de butacas. Además, se descubrió en la segunda planta, en el palco que alberga la luminaria, que el último pilar del patio de butacas había perdido el revestimiento de hormigón de las armaduras, que esta se encuentra oxidada, el hormigón está carbonatado y no protege las citadas armaduras.

Asimismo, el estado estructural de la zona de las gradas presenta «múltiples desprendimientos del recubrimiento inferior de la losa de hormigón». También, recoge, «se encuentran humedades que favorecen la corrosión de las armaduras». «Los bordes de la losa están afectados por fisuras y pérdidas de recubrimiento», continúa.

Proyecto pendiente desde 2014
Según el informe, en 2014 el servicio de Proyectos específicos y mantenimiento de la Diputación contrató la redacción de un proyecto de reparación de forjados y reposición de cubierta en zona de gradas. «Este trabajo se presentó en el Ayuntamiento de Valencia solicitando la oportuna licencia de obras, encontrándose en la actualidad pendiente de obtención de la misma», señala el documento.

El escrito señala también que es necesario el apeo de, al menos, las dos primeras vigas situadas sobre el patio de butacas, así como apuntalar la losa de la zona de gradas en las proximidades del pilar fisurado.

Pérez lamentó que estas deficiencias evidencian que «en muchos años no se ha invertido en el mantenimiento del teatro», hasta llegar al «límite» de no poder garantizar que no se derrumbe alguno de los pilares afectados.

Los desperfectos no impedirán, no obstante, que se pueda desarrollar la actividad en la escuela de teatro, ya que se encuentra en una zona anexa, ni tampoco que se realicen ensayos de las obras ya programadas, puesto que el escenario no está afectado por los peligros descritos en el informe.

Mientras, el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, adelantó ayer que la corporación estudiará el contrato de alquiler que mantiene con el Escalante, propiedad de un patronato, para determinar si los daños estructurales que han obligado a cerrar la sala tienen que ser reparados por la corporación, que es el arrendatario, o por el propietario del local.

En cuanto a la temporada prevista, el Escalante deberá «adaptarse» „según Pérez„ a las exigencias de El Musical, que ya tiene cerrada su programación hasta final de año. En El Musical, de hecho, señalan en que no habría problema en adaptar la sala del Cabanyal para las campañas escolares, el grueso de la actividad del Escalante, pues se trata de programación entre semana, cuando en El Musical se llevan a cabo talleres y otras actividades propuestas para este año. El escollo, sin embargo, será conseguir que las producciones tengan cabida en fin de semana, puesto que en el centro del Cabanyal no queda un hueco libre de viernes a domingo durante todo el trimestre. Las mismas fuentes de El Musical señalaban que en la reunión mantenida ayer se habló de trasladar las producciones de este trimestre y «posiblemente» las del siguiente.

«Una losa para la profesión»
Pese a que las puertas del teatro están cerradas para el público, en el escenario, un lugar a salvo de desprendimientos, siguen los ensayos de Les aventures de Tom Sawyer, primera producción prevista para el Escalante.

«Es una nueva losa para la profesión», lamenta Xavo Giménez, de La Teta Calva, productora del primer montaje «diseñado expresamente para este espacio». Asume Giménez este Tom Sawyer, con un equipo artístico de cuarenta personas, no podrá verse el día previsto, el 17 de octubre, pero espera que se cierren «pronto» las particularidades del traslado de recinto.

«Sin un teatro como este y su proyecto se perdería el 30 % de la producción valenciana digna», recalca el dramaturgo, quien recuerda también que las obras del Escalante «han circulado por las mejores salas del Estado». En este mismo sentido se expresa Toni Benavent, de Albena Teatre, que coprodujo el año pasado la premiada L´Aneguet lleig para el teatro. Benavent aporta datos sobre la relevancia de una sala que cuenta con recursos para la producción de obras infantiles: «Para L´aneguet lleig contamos con nueve actores; este tipo de producciones, sin un gran respaldo público, se quedarían en obras de pequeño formato, con tres o cuatro actores. El Escalante consigue que los niños debuten yendo al teatro a ver montajes de gran calidad, tanta como la del teatro de adultos».

«Fue el primer teatro que visité», aporta Gabi Ochoa, responsable de una de las producciones del teatro para este año, Vives, la obra que abordará la llamada Primavera Valenciana y que constituye uno de los hitos de esta nueva etapa: dirigirse también al público adolescente y juvenil. «Es un teatro necesario, no solo por la programación, piensa que también tiene una escuela que es un caladero de creadores, de donde ha salido gente como Maribel Bayona o Jerónimo Cornelles», subraya Ochoa. Por lo que a él respecta, no sabe si las obras acabarán a tiempo para el estreno de su producción, en febrero, aunque los ensayos se inician en diciembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine