08 de junio de 2017
08.06.2017
Literatura

Brujas, epifanías y chicas listas: el humor se alía con el feminismo

La periodista cultural Lucía Lijtmaer lucha contra las injusticias hacia las mujeres en su nuevo ensayo

08.06.2017 | 20:25

Un día, una chica lista se da un "golpe en la cabeza" y descubre que el mundo no es un lugar igualitario, que las brujas no eran más que mujeres independientes censuradas por la sociedad y la cultura y que el humor es un gran aliado del feminismo, como recoge el ensayo "Yo también soy una chica lista".

Con el "humor como arma para convencer", la periodista cultural Lucía Lijtmaer quiere luchar "contra la sensación de sentirse impostora, contra las injusticias constantes y absurdas en la intimidad y en el trabajo, contra la apremiante y terrorífica imposición mediática" de lo que la mujer tiene que ser y en realidad no es.

Durante una etapa de su vida, la escritora consideró que las feministas eran "unas pesadas", algo que reconoce con "muchísima vergüenza". Pero un día tuvo una revelación, se dio lo que llama el "golpe en la cabeza" que le abrió los ojos ante la discriminación que sufren las mujeres.

"La anécdota que me hizo que me saltaran las alarmas fue el simple 'ssshhh' de un tío en una reunión para que otro tío dijera lo mismo que iba a decir yo. (...) No es la mejor anécdota, no es la más divertida, tampoco es la más humillante. Ha habido otras, pero para entonces yo ya había cambiado el chip", escribe en el ensayo.

Ahora, quiere contribuir a que otras mujeres se den ese golpe revelador y lo hace con "Yo también soy una chica lista" (Ed. Destino), donde analiza cómo la cultura influye en la construcción identitaria de la mujer y denuncia que le envíe "constantemente" tres mensajes: la necesidad de emparejarse, de tener hijos y de estar delgada.

En una entrevista con Efe, denuncia que la cultura y los medios de comunicación construyen y transmiten una imagen irrealizable de la mujer como un ser exclusivamente deseable y abocado a gustar, una "terrorífica imposición mediática" que contribuye a que "cualquier mujer quiera una versión mejor de sí misma".

Lijtmaer clasifica los estereotipos de la mujer en la ficción: bomba sexual, femme fatale, arpía trepa, ingenua, madre, solterona y bruja, vigente desde hace siglos.

"¿Qué es la bruja sino una señora que vive sola en una casa? Desde el medievo, la bruja es simplemente la manera en que la ficción retrata a una mujer no casada a la que se le ha pasado el arroz y que decide ir a tomarse un cóctel. Es el mejor ejemplo de que las mujeres independientes que se desvían del camino maternal y hogareño resultan dominantes y peligrosas", ironiza.

En el libro también revisa los tópicos del amor romántico: "La idea del amor que hace sufrir, de que la letra con sangre entra, la del sacrificio constante para llegar a la realización es tan sólo una manera muy sencilla de justificar el sometimiento".

"Ninguna historia de amor que realmente triunfe parte de la anulación de la otra persona, de socavar la intimidad del otro, de normalizar el conflicto", continúa.

Lijtmaer resume en un "manifiesto para chicas listas" que "si te hace sentir mal, gorda o fea, no es bueno para ti", "ya sea un bocadillo o una persona".

"No hay opción, no nos preguntan quién queremos ser, nos dicen lo que tenemos que ser. A las mujeres nos han enseñado a tener que cumplir una imagen aspiracional imposible", destaca.

Y ante tanta instrucción, denuncia Lijtmaer, ellas se ven abocadas a la impostura.

"¿Qué lugar ocupamos si se supone que las mujeres no sufrimos, no olemos, simplemente aparecemos como algo que no somos frente a los demás? Cualquier acto de no fingimiento es un desafío. (...) Cualquier versión de mí que implique recortarme, encajonarme y someterme no puede ser buena", escribe en el ensayo.

Como "no tiene pinta de que la fiesta vaya a acabar mañana", Lijtmaer llama a las chicas listas a reivindicar su lugar en el mundo.

¿Y qué es ser una chica lista? La periodista no duda: "Chica lista es aquella que lucha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

«La música y la puesta en escena deben hacer viajar»
«La música y la puesta en escena deben hacer viajar»

«La música y la puesta en escena deben hacer viajar»

El bailaor Israel Galván sube hoy su espectáculo «La fiesta» a las tablas de Sagunt a Escena

Javier Cansado: "El español es un poco angustioso y paranoico"

Javier Cansado: "El español es un poco angustioso y paranoico"

«En treinta años de profesión hemos mejorado hasta la mente»

Ramón Tebar: "El concierto tradicional del siglo pasado se está resintiendo; hay que experimentar"

Ramón Tebar: "El concierto tradicional del siglo pasado se está resintiendo; hay que experimentar"

«Entro con la idea de que es imposible agradar a todo el mundo; si intento eso, no conseguiré...

El Festival de San Sebastián acogerá 21 películas

El Festival de San Sebastián acogerá 21 películas

Por primera vez se presentarán dos capítulos de dos series de televisión, 'Vergüenza' y 'La peste'

El fanzine más libre entra en el IVAM

El fanzine más libre entra en el IVAM

El museo presenta «Fanzination! Los fanzines de cómic en España», una muestra que reúne un...

Cinco clásicos literarios que no te puedes perder

Cinco clásicos literarios que no te puedes perder

'Anna Karenina', 'Historia de dos ciudades', 'Cumbres borrascosas'... disfruta estas vacaciones...

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine