24 de junio de 2017
24.06.2017

"Queremos que sea permanente"

La instalación de Adrián Torres en la entrada del IVAM sorprende y evoca «al relax de Japón»

24.06.2017 | 04:15
La instalación del centro museístico, ayer.

Madera,verde, naturaleza; piedra, gris, hormigón. Contrastes que desafían el calor del verano frente a la explanada del IVAM y que responden al nombre «Transition», una instalación que da la bienvenida al museo en los meses de estío. Se trata de una pieza del arquitecto Adrián Torres, de 100 m2 y 25 metros de largo, para acondicionar ese espacio abierto al visitante, una experiencia de arquitectura con responsabilidad social. «Lo importante», aseguraron desde el museo, «es que se use ya que pretende servir de espacio de interacción y a la vez dar sombra y asiento», detallaron. «Como un Ágora».

Un oasis bajo el sol

A las doce del medio día de ayer hacía un calor de justicia. ¿Se acercará alguien? Minutos de espera. Un matrimonio argentino que vive en Israel y pasaba accidentalmente por València -sí, parece que el espacio sirvió finalmente para intercambiar de historias-, se sorprendió ante la estructura. Graciela lo describió «como un vivero urbano, un paseo abierto que invita al relax», mientras que Saúl le buscó su propio significado y confesó que le sugiere una «construcción en contraste con nuestro modo de vida». Reflexiones profundas que se mezclaron con algún «a mi no me sugiere nada» o «pensaba que estaba todavía en obras».

Javier y Fran se fijaron en las macetas. Son vecinos del barrio y querían saber «qué plantas sobreviven este calor, para ponerlas en casa», confesaron entre risas. De hecho, para que fuese «más educativo» sugirieron que tendría que haber carteles con el nombre de las plantas. Les gusta el nuevo uso del espacio y de hecho, plantearon que debería de ser permanente. Una idea que compartió Marina, que salió con su hijo del museo y se dirigió directa a la instalación. «Me recuerda a Japón», aseguró mientras señalaba los biombos blancos y describía «la tranquilidad que se respira». Su hijo paseaba entre las maderas. «Creo que eso es lo mejor», afirmó, «que los niños puedan venir al museo y tocar las cosas, vivirlas».

En bastante armonía con las impresiones de los espectadores, el arquitecto aseguró que la intervención, «además de servir de ágora, sombra y asiento, se apoya en la idea del cambio y es una interpretación de la transición social».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Cultura

El Rototom apura el trago

La XXIV edición del Rototom Sunsplash finaliza tras una semana de conciertos y actividades...

Una vasija de cerámica de creación autóctona

El recipiente se fabricaba únicamente en Els Poblets para transportar el vino que se vendía

La webserie «que te deja con más ganas»

La webserie «que te deja con más ganas»

La producción valenciana recibe cuatro nominaciones en el festival Seriesland de Bilbao

«Lapso», primer encuentro de fotografía en Las Naves

El espacio cultural Las Naves de València acogerá el 8 de septiembre, la primera edición del...

"Hemos encontrado un ánfora Almadrava IV completa"

Los buceadores sacan de la Malva-Rosa la vasija del siglo III escondida durante dos mil años

The Wailers toman Benicàssim

The Wailers toman Benicàssim

El regreso más esperado del Rototom encandila a los amantes del reggae en una noche llena de...

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine