Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sorolla triunfa sobre Tiziano en el Palacio Real de Milán

La exposición del ‘maestro de la luz’ clausura su primera retrospectiva en Italia con récord de asistentes

‘Cosiendo la vela’ (1896) en una de las salas del Palacio de Milán. | LEVANTE-EMV

Sorolla e Italia ya son una pareja inseparable. La retrospectiva del «maestro de la luz» en Milán, «Joaquín Sorolla. Pittore di luce», ha registrado más de 60.000 visitas, el doble que la exposición que el Palacio Real ha dedicado a Tiziano, uno de los mayores exponentes de la escuela veneciana. Se trata de un éxito «sin precedentes» e inusual al tratarse de un artista que hasta ahora era «desconocido» en Italia. «La belleza siempre gana. Los italianos han entendido lo valiente que es Sorolla, un comunicador nato y el que mejor ha retratado el paisaje mediterráneo», explicó ayer Emanuela Belvedere, una de las organizadoras de esta muestra que ha aunado los esfuerzos de España e Italia.

A pocos días de su clausura, el Palacio Real quiso celebrar anoche un evento de «hermandad» para celebrar el éxito de la muestra con la presencia del director gerente de la Fundación Turismo Valencia, Antonio Bernabé; el concejal de Turismo e Internacionalización del Ayuntamiento de València, Emiliano García; la consejera de Turespaña en Milán, Isabel Garaña; o el director del Palazzo Reale, Domenico Piraina. Les acompañaron más de 100 profesionales de la cultura y el turismo en el norte de Italia.

«Era el momento oportuno para Sorolla. La gente necesitaba ver la luz después de dos años de pandemia», explicó el director del centro de arte, quien decidió apostar por el pintor valenciano tras visitar la casa-museo de Madrid. Programar la muestra era una apuesta arriesgada, ya que el Palacio Real de Milán acababa de clausurar una muestra dedicada a Monet. «Sorolla es el pintor más internacional que tiene la C. Valenciana. Su pintura refleja la luz y los paisajes de València, una ciudad muy querida por los italianos, nuestro primer mercado turístico», explicó Bernabé.

Tras la exposición, los asistentes pudieron degustar un cóctel preparado por el cocinero valenciano Iván Talens. «Esta creación se ha basado en los cítricos de nuestra tierra, y con una decoración inspirada en las pinceladas del maestro Sorolla, apreciadas de lejos para el espectador. El naranja emula los atardeceres y la luz en la que tanto se inspiró. El azul por su parte, el elemento indispensable de su obra pictórica, el mar», destacó Talens.

La muestra ha contado con 60 piezas procedentes de la Hispanic Societ, el Museo Sorolla, el Bellas Artes de València o la Fundación Bancaja.

Compartir el artículo

stats