Una práctica Corea del Sur agrava la decadencia griega

Juego alegre de la selección asiática con el combinado heleno, que se muestra sin ideas ni recursos

13.06.2010 | 02:00
Jun Soo celebra el primer tanto de su selección.
Jun Soo celebra el primer tanto de su selección.

Corea del Sur abrió el Mundial con una cómoda victoria ante Grecia en un partido en el que fue superior individual y colectivamente a un rival que no ofreció ni fútbol ni ideas y que nunca tuvo verdaderas opciones de neutralizar la ventaja de su oponente.
El fútbol alegre de los coreanos y la obtención de un gol al principio de cada tiempo fue suficiente para que la selección asiática consiguiera ganar al ritmo que más le convino, sin apretar en exceso el acelerador.
Es cierto que el partido estuvo condicionado por el gol que Corea del Sur logró muy pronto. Grecia no encontró la forma de contrarrestar el juego del equipo asiático, que sentenció en el minuto 52.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine