Red Bull, con licencia para luchar

 

Á. FAES MONTREAL/E.ESPECIAL Red Bull vive su momento más dulce: Líderes del campeonato y verdaderos candidatos al título. Su coche es un avión, aunque ahora en Canadá sienten por primera vez la presión, con McLaren pisándoles los talones y Ferrari en medio de un bonito despertar para el que habrá que esperar confirmación. Pero a la escudería más juerguista de la Fórmula 1 le ha salido un lunar. Crisis entre sus dos pilotos. Un encontronazo en la pista que mandó al garete un dominio aún más abrumador, enturbió la relación entre sus estrellas y encendió las luces de alarma. Gestionaron el momento como pudieron. Unas fotos simpáticas, declaración de buenas intenciones y un año más de contrato para Webber. Pero ni él ni Vettel han dado su brazo a torcer. Ninguno asumió las culpas del golpe en Turquía y tampoco se ha escuchado al alemán admitir que su gesto aludiendo a la locura del otro piloto estuvo del todo fuera de lugar. Desde el muro no saben muy bien qué hacer, por quién decantarse. Si por el veterano pero insulso australiano o por su figura emergente, moldeado como un perfecto producto de marketing a la medida del equipo. Así que el jefe ha tirado por la calle del medio y ha decidido que sea la pista la que decida. Tienen licencia para luchar. Palabra de Christian Horner. El problema es que uno de los implicados no está del todo convencido con la situación. Mark Webber está a la contra. La orden de ahorrar gasolina en Turquía le olió a chamusquina. Al momento vio a Vettel por el retrovisor, subido a su chepa y en unos segundos se desató la tragedia. Dos semanas más tarde ninguno ha cedido y la patata caliente está en manos del equipo.

Buscador de deportes

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine