Perfil

Sebastien Loeb, rey de reyes

El piloto francés se decantó por los rallies tras dar sus primeros pasos deportivos en la gimnasia artística

03.10.2010 | 19:06
Sebastien Loeb
Sebastien Loeb

Sebastien Loeb (Citroen) continúa forjando su leyenda con su victoria número 60 en el rally de Francia, en su país y ante sus paisanos, puesto que la cita ha trasladado su escenario desde Córcega hasta la región de Alsacia, de donde es originario y que le ha visto coronarse por séptima vez como campeón del mundo.

Poco podía imaginar Loeb de joven que se convertiría en el hombre récord del mundial cuando en el año 1995 comenzaba a competir en la disciplina de los rallys, un mundo que le atraía pero que era nueva para él.

Su juventud la había empeñado en gimnasios y en un mundo, el de la gimnasia artística masculina. Su padre era profesor de esta modalidad en un gimnasio y el joven Sebastien debía continuar la saga familiar.

Fue aquí donde comenzó a demostrar su carácter ganador proclamándose campeón de la región de Alsacia en categorías inferiores.

Pero la ambición por el triunfo de Loeb no quedó aquí, también compitió en ciclismo, carreras de minimotos y todo lo que podía.

Sus estudios le llevaron del colegio al instituto fue aquí donde entendió que no quería llegar a la universidad, prefirió hacer un ciclo formativo de electricidad para comenzar a tener sus ingresos pronto. Encontró trabajo en el gremio y con sus primeros sueldos se compró un Renault GT Turvo Super5.

Las ruedas le duraron sólo 2.500 kilómetros, cuando el promedio de vida de unos neumáticos de calle están en los 30.000, y su carnet de conducir pasaba más tiempo en las comisarías que en sus manos.

Fue en esta época cuando sus amigos le animaron a comenzar a competir, y Loeb se inició en los eslalom y rallys de corto recorrido en su ciudad y alrededores. Fueron estos sus primeros pasos en este mundo, y desde aquí ya nadie le ha parado, hasta hoy.

Se presentó en varias ocasiones a una suerte de Operación Triunfo de los rallys en Francia, supervisado por el grupo PSA Peugeot Citroen, pero no fue escogido en ninguno de sus dos intentos.

Pero su ambición no pasó desapercibida para un equipo de su ciudad que le dio el primer coche para la competición. Primera carrera, primer triunfo. Y un año repleto de victorias que le valió el título de 'Piloto Gran Promesa' por una revista especializada.

En 2000 sería campeón de Francia sobre tierra, aquí ya había comenzado su ligazón con Citroen, y al año siguiente le inscribirían en el mundial Junior en un programa paralelo al campeonato de Francia. El resultado, campeón en los dos certámenes.

Su leyenda es grande, y su palmarés difícil de igualar, pero la realidad indica que podría ser aun mayor.

En 2002, una temporada en la que participaría en algunas pruebas del mundial, se impuso en el mítico Montecarlo por delante de las grandes figuras del momento, pero fue desposeído de su victoria por un cambio de ruedas que su equipo realizó fuera del lugar indicado.

Ese año ya se haría con su primer triunfo, Alemania, una cita que debutaba en el calendario del mundial y que sólo le ha visto a él en lo más alto de su cajón.

2003 sería su primer año completo, sus compañeros de equipo eran el español Carlos Sainz y el británico Colin McRae. Siempre fue mejor que ellos y llegó a la última carrera con opciones al título.

Necesitaba el triunfo y su rival era el noruego Petter Solberg. Pero en la última etapa recibió la incomprensible orden de su jefe de equipo de no atacar por la victoria, Guy Frequelin prefería que asegurara su segunda posición, por detrás de Solberg, y que Citroen fuera campeón del mundial de constructores en lugar de seguir arriesgando por el título de pilotos. Lo importante era demostrar que el Xsara era el mejor coche.

Si el galo hubiera tenido libertad podría haber sumado allí su primer título, y aquí el octavo, pero no fue así. La primera corona llegaría al año siguiente, en 2004, el primero de una larga cadena que ha terminado por ser hegemónica y que llega hasta hoy.

Son muchos los que le considera el mejor piloto de todos los tiempos aunque lo cierto es que en estos años nunca tuvo a un contrincante enfrente en el mejor momento de su carrera del estilo de Carlos Sáinz, Juha Kankkunen, Didier Auriol, Stig Blomqvist, Walter Röhrl ni Tommi Makkinen y el campeonato se ha caracterizado por la escasez de marcas competidoras.

Su principal rival estos años fue un ya veterano Marcus Gronholm que bastante cara le presentó en los años finales de su carrera.

Tiene incluso el honor de haber sido campeón sin competir, lo que sucedió en 2006 cuando se rompió un brazo a falta de cuatro citas para el final del mundial. Gronholm tenía opciones de hacerse con el título, de rebajar la larga diferencia de puntos, pero un accidente en Australia se lo impidió.

Se reenganchó en aquella carrera y terminó quinto, necesitaba ser cuarto al menos, pero su compañero de equipo Mikko Hirvonen no dejó escapar una victoria que tenía en el bolsillo por su compañero.

Loeb lo celebraba en la madrugada europea, en su casa de Suiza, rodeado de su familia. 'Seb' era campeón, con las pantuflas puestas.

Un año más tarde era galardonado con la condecoración de 'Hombre de Honor de la Legión Francesa', un título que aunque no es deportivo sí suma a su palmarés.

Cuenta con casi todos los récords posibles de la especialidad, y siempre unido a su copiloto Daniel Elena y a Citroen: es el piloto con más títulos (7), más victorias (60), más triunfos una temporada (10-2005), más victorias en una prueba (8-Alemania), único en vencer un rally marcando el mejor tiempo en todos los tramos (Córcega 2005) y ha ganado todas las citas sobre asfalto desde 2006.

Parte de sus logros se los debe a dos españoles. El primero Carlos Sainz, quien en sus primeros años en el mundial le enseñó a poner a punto el vehículo, y el segundo Dani Sordo, su fiel escudero en los últimos cuatro años y medio.

Buscador de deportes

Valencia CF

Andreas Pereira.
Andreas Pereira, cazado a 148 km/h por la ciudad

Andreas Pereira, cazado a 148 km/h por la ciudad

El futbolista del Valencia CF pide perdón al club y a los aficionados por su exceso de velocidad

El CJC cree que Riba-roja no debe devolver 25 millones al Valencia por Porxinos

El CJC cree que Riba-roja no debe devolver 25 millones al Valencia por Porxinos

El dictamen del Consell Jurídic Consultiu afirma que no se acredita la responsabilidad del...

El mayor arrebato desde 1954

El mayor arrebato desde 1954

El Valencia voltea los pronósticos y encadena su mejor inicio goleador desde los tiempos de...

Mestalla tendrá una plataforma transitable en el tercer anillo

Mestalla tendrá una plataforma transitable en el tercer anillo

Fenwick presenta el proyecto del nuevo campo al Ayuntamiento - Los pétalos del final de la grada...

"El aficionado estará en el centro del club"

"El aficionado estará en el centro del club"

El presidente del Valencia, Anil Murthy, desgrana las claves de su nuevo proyecto Área Afición

El eterno retorno de los Yomus

El eterno retorno de los Yomus

En 1993, el grupo ultra sufrió una escisión con la aparición del Gol Gran y en 2011 volvió a ganar...

Enlaces recomendados: Premios Cine