PORTADA
Las dos caras del pichichi

El orgullo del chico tímido

 02:00  
El orgullo del chico tímido
El orgullo del chico tímido  
 NOTICIAS RELACIONADAS

Pura competición sobre el césped, Roberto Soldado es un tipo de lo más tímido y vergonzoso fuera de él. Dice que el protagonismo le incomoda porque, cuando no está trabajando, es un chico normal con costumbres tan habituales como llevar a sus hijos al colegio o ir de compras con su mujer.

AMPARO BARBETA No tiene Roberto Soldado un desdoblamiento de personalidad como ocurría en el extraño caso del Doctor Jekyll y Míster Hyde, la famosa novela de Stevenson. Pero se acerca. El carácter, temperamento y personalidad que Soldado exhibe sobre el césped se arrincona cuando el futbolista abandona el terreno de juego. El Soldado guerrillero da paso al Roberto tímido, vergonzoso, sereno y hogareño. Y es que, el máximo goleador nacional, es un tipo de lo más normal. A sus 26 años, Soldado dedica prácticamente todo su tiempo libre a juguetear con sus dos niños y sus tres perros: Zizou, Gol y Kira. Dicen que, el "nueve", es todo un padrazo. Todos los días, el pichichi lleva a Enzo a la guardería y a Daniela al colegio. En su coche siempre suena música española y el CD más escuchado es el del Canto del Loco, un grupo que le entusiasma.

No es Rober, como le llaman sus amigos, un tipo al que le guste ir al cine -pero le encanta la película Gladiator y sus actores favoritos son Mel Gibson y Angelina Jolie-, pero no rehuye ir de compras al centro con su mujer porque, sin ser un loco de la moda, sí cuida mucho su imagen. Y es que, el matrimonio Soldado vive en una urbanización cercana a la Ciudad Deportiva donde gozan de una tranquilidad idílica. Al jugador, sin embargo, le gusta pasear por el barrio de La Fonteta y reencontrarse con sus amigos de la infancia con los que, de vez en cuando, juega al padel y al tenis.

Con su hermano Sergio, ahora popular porque protagoniza un anuncio de cervezas Mahou, mantiene una relación muy estrecha aunque su pilar es su padre, Toni, un habitual de la Ciudad Deportiva. Uno de los vicios confesables del capitán del Valencia es el beber sin medida Coca-Cola light y el otro las redes sociales -en twitter es de los jugadores más activos-. En su Ipad, lee todo lo que se escribe de él y, dicen, que acepta bien las críticas porque no le influyen ni para bien ni para mal.

En público mide mucho sus palabras y gestos, pero es fiel a su pensamiento y creencia. Prefiere el silencio a la mentira y es un gran observador. Le encanta ver por televisión cualquier deporte y, cuando puede, ir a las plazas para ver corridas de toros -es muy amigo de Enrique Ponce y Jose Maria Manzanares-. Soldado ha encontrado en Ibiza su paraíso particular por lo que aprovecha cualquier descanso para acudir a la isla. Tranquilo fuera, e impetuoso dentro del campo, Soldado sigue su rumbo y defiende con ahinco el rol de ser uno de los mayores anotadores de la Liga. Suma once goles en Liga y cinco en Europa, cifras que enorgullecen al Gudari. Pero a Roberto lo que más le satisface es el orgullo del día después que estos números le dan a Enzo y a Daniela.

Buscador de deportes

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine