Boxeo

El fontanero y su amigo el chino

El deportista de Torrent, un calco del nuevo campeón mundial de la C. Valenciana, protagonizó innumerables y épicos combates durante diez años

23.09.2013 | 02:04
El fontanero y su amigo el chino
El fontanero y su amigo el chino

78 años antes de Kiko Martínez. El hijo de un conserje y aprendiz de fontanero, que huía del acecho de su padre inventándose un apellido. Baltasar Belenguer, Sangchili, fue el primer campeón del mundo valenciano de boxeo y, hasta hace apenas un mes, el único. Peleó en medio mundo, ganó muchos combates, perdió varios y se retiró con el suficiente dinero como para vivir tranquilamente hasta morir octogenario.

La victoria de Kiko Martínez sobre el colombiano Jhonatan Romero y, por consiguiente, la conquista del título mundial gallo de la Federación Internacional de Boxeo es la noticia más importante en la historia del deporte de las 16 cuerdas en la Comunitat Valenciana. La victoria por nocaut de "La Sensación" vale un título que no es baladí. La IBF es una organización "de verdad" y sus cinturones los han lucido boxeadores como Mike Tyson, Evander Holyfield, Lennox Lewis, Marvin Hagler, Roy Jones Jr, Óscar de la Hoya, Félix Trinidad o Floyd Mayweather, Jr.
La Federación Valenciana ha solicitado para el boxeador valenciano la medalla de la Generalitat al Mérito Deportivo a conceder el próximo mes de octubre.

Tan alto, moreno y desgarbado como Jhonatan Romero, pero mucho más mítico en el ideario boxístico era, y sigue siendo, Panama Al Brown. Y tan fajador y valiente era el valenciano que le derrotó también una noche de verano, pero 78 años atrás: Baltasar Belenguer Sangchili. Hasta este verano, el único campeón del mundo de casa. También en el peso gallo.

Se dice que Al, primer hispanoamericano campeón del mundo, se había bebido todo el espumoso de la ciudad de Valencia en los días previos al 1 de junio de 1935, fecha en la que se disputó la pelea por el título mundial. Debía haberse celebrado unos días antes, pero la lluvia lo impidió. Sangchili se preparaba a conciencia mientras Brown vivía la buena vida en el cabaret Bataclán.

Su victoria, en una enfebrecida plaza de toros, era el momento culminante en la vida de un joven de metro y medio de estatura, que había adaptado el nombre de un amigo suyo de origen chino (Shang Tchi Li) con el que hacía guantes para que su padre no supiera que pasaba las tardes dándose mamporros en el gimnasio de un militar veterano de la guerra de Cuba. Una anécdota que perdura en el tiempo y que autentificó numerosas veces el propio protagonista. La biblia del boxeo, Boxrec, ni siquiera reconoce el apellido Belenguer. Es Baltasar Sangchili, con un récord profesional de 73 victorias (35 KOs), 19 derrotas (sólo una antes del límite) y ocho nulos. De 1930 a 1940.

El acontecimiento de la calle Xàtiva quedó en los anales del deporte valenciano en unos tiempos en los que el boxeo era deporte y pasión.
"Anoche, en la plaza de Toros, Sangchili conquistó para Valencia el primer campeonato mundial" titulaba El Mercantil Valenciano al día siguiente.

"Sangchili se lanzaba a fondo, golpeando con ambas manos la cara y los flancos del negro. Éste, de vez en cuando, disparaba su derecha famosa (...) pero el valenciano encajaba magníficamente y lo devolvía todo, peleando con enorme bravura (...) Sangchili es campeón del mundo con todos los honores". Ganar el título en casa no fue óbice para que el torrentino no pisara cuadriláteros de todo el mundo. Paris, México, Londres, Pittsburgh, Quebec, Argel, Berlín... y el Madison Square Garden de Nueva York. De la misma manera que Kiko Martínez tuvo que ganar el cinturón en Atlantic City, uno de los grandes santuarios boxísticos.

Sangchili empezó a declinar a partir de una derrota ante Tony Martino en Nueva York, donde, tras dominar claramente los trece primeros asaltos, se bloqueó en el décimo cuarto y fue noqueado por única vez en su vida. No faltaron las sospechas de si lo habían envenenado (lo mismo de lo que se quejó Al Brown en Valencia). Varias malas derrotas y una mala planificación acabaron con su carrera. Pasó al circo, donde exhibía ejercicios de comba y con el dinero ganado en los cuadriláteros había construido Villa Sangchili, donde vivió tranquilo y lúcido, sin leyendas negras o turbias. Falleció ya con 82 años de mala manera: sufrió un accidente doméstico y, solitario, no lo encontraron hasta unos días después. El golpe y la deshidratación pudieron con su indómita fuerza, la que había demostrado durante años de profesionalidad si veleidades Ahora, tres generaciones después, otro boxeador bajito y pegador le sucede en el Salón de la Fama.

Buscador de deportes

Valencia CF

Una imagen de los pétalos del nuevo Mestalla que serán anulados.
Mestalla tendrá una plataforma transitable en el tercer anillo

Mestalla tendrá una plataforma transitable en el tercer anillo

Fenwick presenta el proyecto del nuevo campo al Ayuntamiento - Los pétalos del final de la grada...

Pasado y presente de la portería de Mestalla

Pasado y presente de la portería de Mestalla

Andrés Palop y Jaume Domènech se reunieron ayer en Paterna, en un emotivo encuentro organizado por...

El enigma de Maksimovic

El enigma de Maksimovic

El serbio es el único de los fichajes que no juega mientras que Marcelino pide el refuerzo de un...

Blas Madrigal: "Me molesta que Lladró o los hermanos Roig estén fuera del Valencia"

Blas Madrigal: "Me molesta que Lladró o los hermanos Roig estén fuera del Valencia"

El gestor de las peñas del club recuerda una frase de Tuzón: "Lo más importante es respetar a la...

El Valencia CF despide a su director de Operaciones tras reactivarse el nuevo Mestalla

El Valencia CF despide a su director de Operaciones tras reactivarse el nuevo Mestalla

Murthy y Alemany prescinden de Luis Cervera, que llegó con Amadeo Salvo y era el encargado de...

"El aficionado estará en el centro del club"

"El aficionado estará en el centro del club"

El presidente del Valencia, Anil Murthy, desgrana las claves de su nuevo proyecto Área Afición

Enlaces recomendados: Premios Cine