Salvo prevé ingresar 14 millones por venta de jugadores esta temporada

El club presentará un presupuesto de 90 millones en la junta de accionistas frente a los 104 del ejercicio anterior

08.11.2013 | 02:17

El Valencia presentará en la junta general de accionistas del próximo 10 de diciembre un presupuesto para la actual temporada de 90 millones de euros -sin contar la previsión por venta de futbolistas-, lo que supone casi 14 millones de ingresos menos que en el curso anterior. La no participación del equipo en la Liga de Campeones y la disminución del dinero proveniente de los socios y abonados suponen una caída importante de las ganancias del club de Mestalla, que saneará sus cuentas, un año más, con la partida por venta de jugadores. De los 18 millones previstos el curso anterior, el Valencia ha pasado este ejercicio a unos 25 millones. Eso sí, en este apartado está incluido ya el primer plazo por la venta de Roberto Soldado al Tottenham, que reportaron 12 millones de euros -faltan por pagar tres plazos de 6 millones hasta llegar a los 30-. Lo que quiere decir que la entidad que preside Amadeo Salvo necesita obtener 13,8 millones de euros por traspasos para cuadrar el balance de la actual temporada.
Aquel polémico arbitraje de Clos Gómez en el Sánchez Pizjuán, en la última jornada de la pasada Liga, ha derivado en una importante reducción de ingresos económicos. El Valencia se quedó fuera de la Liga de Campeones y eso supuso una pérdida de una gran parte de los ingresos con respecto a las tres campañas anteriores. El Valencia ingresó la pasada campaña más de 20 millones por estar con la clase aristócrata europea. Este año ha previsto10,9 millones de euros de ingresos por competiciones, frente a los 24,7 del pasado ejercicio. La Liga Europa no le reporta ni una décima parte de lo que se obtiene en la Champions. Fuentes del club aseguraron ayer a este periódico que el Valencia contempla, para alcanzar esos casi 11 millones, llegar lejos tanto en la Europa League como en la Copa del Rey.
La otra partida que ha sufrido un descenso de ingresos importante es la de abonados y socios. El club obtuvo el pasado curso 16 millones por venta de pases. Esta temporada apenas alcanza los 11,1, debido principalmente al abaratamiento de los precios de los abonos. El club ha ido perdiendo considerablemente dinero en este apartado. La crisis ha pasado factura especialmente a la masa social de la sociedad valencianista. Las pérdidas sufridas en los apartados de competiciones y abonados se compensan, en parte, con el incremento en la partida de ingresos por los derechos de televisión. El contrato de Mediapro contempla un aumento de 4 millones. El Valencia pasará a percibir 48, por los 44 del ejercicio pasado.
El club de Mestalla, que cerró el pasado ejercicio con un superávit de 5,7 millones, contempla unos beneficios de 2,7 millones (antes de impuestos) para el final de este ejercicio. Con los ajustes sufridos, hay muy poco margen para obtener números positivos en el balance.
Los números que presentará el Valencia, dirigido desde el pasado mes de junio por Amadeo Salvo y su nuevo consejo de administración, reflejan la línea de austeridad que inició el anterior presidente, Manuel Llorente. El club ha conseguido reducir su deuda de los 380 millones de euros -a corto, medio y largo plazo-a 344 millones de euros.



Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine