Un Valencia testicular

12.11.2013 | 08:48

J. V. Aleixandre

Visto lo visto la otra tarde en Mestalla, y oídas después las explicaciones que proporcionó el entrenador para justificar el desconcertante partido del Valencia, solamente se puede llegar a una conclusión irrefutable: estamos ante un equipo testicular. Así quedó demostrado de forma empírica sobre el césped y de tal guisa lo teorizó luego Djukic.

En efecto, para igualarle al Valladolid „ojo, el Valladolid, uno de los equipos con menos recursos deportivos y financieros de Primera„ hubo que recurrir a la heroica. Nada de combinaciones, jugadas estratégicas, ensayadas, recursos técnicos, cambios tácticos, acciones individuales... Del manual actualizado del fútbol, nada. No señor.

Hubo que echar mano de la furia, aquel procedimiento que inventó España a comienzos del siglo XX, o sea, hace una eternidad. Ha llovido desde entonces y el fútbol ha evolucionado muchísimo, pero para este VCF, el tiempo no parece haber pasado „ni tampoco caído la lluvia, si nos atenemos al lamentable estado que presenta la hierba de Mestalla„. El último tomo de la enciclopedia del futbol todavía no le ha llegado a Miroslav Djukic, quien sigue manejando conceptos más propios de la zonas bajas inguinales que de las alturas cerebrales. De manera que su equipo no se mueve por resortes futbolísticos, sino que actúa en función del ascenso o descenso en el nivel del flujo seminal.
Pero de futbol avanzado, nada. De moderno, menos. Y de vanguardista, para qué hablar. «A mi el pelotón que los arrollo», parece ser la consigna antidiluviana que imparte el técnico serbio a sus jugadores.

Sostiene Alfredo di Stefano que al fútbol se juega con la cabeza. Y el gran Andrea Pirlo ha titulado su autobiografía: «Pienso, luego juego». En cambio, Djukic afirma de manera rotunda: «Si no tienes huevos no puedes jugar en Mestalla». Para, a continuación reafirmarse en su discurso: «Si no tienes huevos no puedes entrenar al Valencia».

Ya saben a qué atenerse aquellos que se preguntan qué tipo de futbol practica su equipo. Ninguno. Este es un Valencia de cojones. De mico.



Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine