´El estadio más confortable del mundo´

La reducción del aforo permite ganar un 15 % de espacio entre asientos, aunque la capacidad del recinto es flexible

14.11.2013 | 17:00
´El estadio más confortable del mundo´

El arquitecto que reemprende el proyecto del nuevo Mestalla, Mark Fenwick, exprimió ayer la parte más positiva del nuevo proyecto para finalizar el nuevo estadio. El británico coincidió con el presidente, Amadeo Salvo, en que hay un desafió apasionante con la idea de llevar a término el recinto de les Corts Valencianes. «Al final tomamos la decisión de volver al proyecto original. En una realidad económica en la que vivimos, era difícil obtener la calidad FIFA. Se habla del estadio como algo negativo, pero hay que buscar la oportunidad de hacerlo. Es el único estadio de Europa en construcción y hay que aprovecharlo» dijo Salvo en la puesta en escena del acto.

A continuación, Fenwick tomó el micrófono y se expresó con una soltura sorprendente. Todo parecía tenerlo bajo control. De su larga y detallada exposición, el arquitecto británico destacó cómo quedará el interior del estadio con la reducción del aforo. En la linea optimista del proyecto en sí, quedó una frase para los titulares: «El estadio tendrá un enorme confort que no hay en ningún estadio del mundo», dijo el arquitecto. El Valencia ha reducido el aforo de 75.000 a 61.500 espectadores, lo que significa que gana mucho espacio en las gradas. Un total de 13.500 butacas menos que instalar en los anillos del campo que se levanta al inicio de la pista de Ademuz.

Con este ahorro de plazas, los aficionados ganan comodidad. «Habrá entre un 10 y un 15 por ciento más de espacio entre los asientos, por lo que será un estadio muy confortable», explicó Fenwick, quien dejó claro que la reducción del número de espectadores no limita el aforo de una forma definitiva. Al contrario, habrá flexibilidad para aumentarlo ocasionalmente e incluso para ampliar el número de asientos si el recinto llegara a quedarse pequeño. «Moviendo las barreras, podremos mover las butacas y colocar más o menos en función de las necesidades», añadió el arquitecto.

La reducción del aforo es, también, una llamada al sentido común. Nada tiene que ver la situación del Valencia, y de la economía nacional, en 2006 cuando se presentó el proyecto original y a la de ahora. Entonces, con los últimos títulos de Liga y Uefa recientes, el actual Mestalla se quedaba pequeño. Se hablaba entonces de organizar una lista de espera de aficionados para el nuevo campo. Ahora, el estadio de la Avenida de Suecia no se llena. No hay ni la misma ilusión, ni el mismo dinero que entonces. Tanto en el Valencia como en su entorno todos coinciden en que el nuevo Mestalla se quedaba grande con el aforo de 75.000 personas. Con los 61.500, apenas se ampliará en 6.500 con respecto al actual Mestalla.

Estadio «multiusos»
Fenwick recordó que el estadio está diseñado para funcionar todo el año. Puede albergar otros deportes como rugby o hockey hierba y acogerá grandes conciertos. Esa idea original va ligada a la explotación de toda la zona comercial que hay planeada.



Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine