01 de agosto de 2015
01.08.2015
Motociclismo

La última curva de Bernat Martínez

El piloto de Alberic recibe su homenaje en el Circuit Ricardo Tormo antes de ser enterrado en su localidad natal

01.08.2015 | 14:37
La última curva de Bernat Martínez

Los restos mortales de Bernat Martínez, el piloto valenciano fallecido el pasado 20 de julio en el circuito californiano de Laguna Seca, descansan a partir de hoy en Alberic, donde ha sido enterrado tras el funeral celebrado en l'Esglèsia de l'Esperit Sant. Previamente el féretro ha partido hacia el Circuit Ricardo Tormo de Cheste, escoltado por la Guardia Civil de Tráfico, donde ha recibido su merecida despedida.

La Dirección General del Circuit realizó diversos actos de homenaje, que comenzaron con la concentración frente a la torre de control presidida por la imagen de Bernat Martínez y el lema "PerSempreBernat76," donde no faltaron miembros del MotoClub Alberic y aficionados alberiquenses que se sumaron al homenaje.

En un breve acto en el que se ha celebrado un solemne minuto de silencio, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha recordado la figura del Bernat Martínez como "un piloto que, pese a estar alejado de los focos mediáticos, contaba con una reconocimiento unánime en el mundo del motor en todos los sentidos y particularmente como uno de los mejores en las carreras que se celebran en los pueblo de todo el territorio valenciano".

El conseller ha trasladado a la familia del piloto las condolencias de la Generalitat Valenciana y ha agradecido "a todos aficionados su apoyo y su solidaridad en estos duros momentos".

Los aficionados, los pilotos y las autoridades han dejado sus mensajes en un libro de condolencias que el conceller Marzà ha entregado a la familia de Bernat Martínez.

En el acto ha participado el vicepresidente de la RFME, Alfredo Teré de la Rosa, y un grupo de pilotos con los campeones del mundo Manuel Champi Herreros y Nico Terol a la cabeza, además de Jorge Navarro, Héctor Faubel, Álex Debón, Gino Borsoi, Juan Bautista Borja y Julián Miralles.

Como representante de los pilotos, el campeón de España y subcampeón del mundo, Héctor Faubel, ha subrayado que "son momentos muy duros" y ha recodado a Bernat Martínez como "un gran piloto, muy valiente y con el que ha compartido muchos momentos".

Finalmente, Álex Martínez Mas, hermano pequeño del fallecido y también piloto de motociclismo, ha agradecido a los aficionados todo su apoyo: "Los que conocéis a Bernat sabéis que si pudiera ver esto estaría muy contento".

Bajo la imagen del piloto cuando era piloto del equipo escuela del Circuit en el Europeo de Superstock en 2003 con el lema #PerSempreBernat76 los aficionados congregados frente a la torre de control que preside el Circuit han recordado además al gallego Dani Rivas, que también recibe sepultura en la jornada de hoy. El momento más emotivo fue la vuelta que el coche fúnebre dio a la pista, acompañado por algo más de 500 aficionados con sus motos.

Despedida en Alberic
Poco después de las 11 de la mañana llegaba el féretro a la parroquia del Espíritu Santo que se quedó pequeña hasta el punto de que habían tanto o más asistentes en el exterior que en el interior de la iglesia. A esa misma hora regresaba la comitiva motociclista que le había rendido homenaje anteriormente en el circuito Ricardo Tormo de Cheste.

Junto a los numerosos vecinos cabe destacar la presencia del delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, del alcalde de Alberic Toño Carratalá, además del vicepresidente de la Federación Española de Motociclismo, Alfredo Teré de la Rosa, y del presidente de la Federación Valenciana, José Luis Berenguer.

También se sumaron al homenaje destacados expilotos como el que fuera tetracampeón del mundo Jorge Martínez Aspar, y de los campeones mundiales Julián Miralles y Champi Herreros.

Al finalizar la eucaristía se formó una larga comitiva de personas y motoristas que acompañaron el féretro y a sus familiares hasta el mismo cementerio municipal que apenas dista un kilómetro del núcleo urbano, trayecto en el que solo se oía el rugir de las motos en honor del reconocido piloto de Alberic que se ha convertido en un ídolo para su pueblo.

El representante del Gobierno justificó su presencia en que quería "estar al lado de la familia, de Alberic y del mundo de la moto en un momento muy doloroso" al tiempo que resaltó la labor del Gobierno en la "agilización" de los trámites para la repatriación del cuerpo.

Por su parte, Aspar dijo que Bernat "fue un piloto muy valiente al que le gustaba arriesgar en las carreras", incluso, recordó, participó en algunas carreras con el Aspar Team que él dirige. Mientras Herreros advertía que "nos ha dejado un campeón mundial, un gran amante del motociclismo".

Cariño en la capilla ardiente
Numerosos vecinos de Alberic desfilaron ayer desde las diez de la mañana por la capilla ardiente de Bernat Martínez instalada en el Ayuntamiento para dar el último adiós al que, según su alcalde, Toño Carratalá, «pasará a la historia como un ídolo y un ejemplo para la juventud del pueblo». Gente del motor, como el expiloto Julián Simón, pasaron frente al féretro.

En el Libro de Condolencias se pudieron leer frases muy emotivas de familiares, vecinos y compañeros: «Por el mejor piloto de mi vida, por un grande», «Siempre serás el mejor, te queremos, has sido el mejor jefe de equipo del mundo», «Era bondad, sencillez, generosidad, sensibilidad y fuerza» o «Grande entre los grandes», entre otras.

En torno al féretro destacaban dos grandes fotos del malogrado piloto y una corona de flores de la Federación Española de Motociclismo. Las muestras de cariño de sus vecinos se prolongaron hasta las 10 de la noche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine