31 de agosto de 2015
31.08.2015
Atletismo

España urge reinventar su atletismo tras la pésima actuación en el Mundial

Un oro y una finalista son el paupérrimo balance en una cita donde Kenia lidera por primera vez el medallero

31.08.2015 | 04:15

Con siete oros, seis platas y tres bronces, Kenia lideró por primera vez una clasificación por países en un Mundial de Atletismo y relegó a Estados Unidos a la tercera posición y a Rusia, que fue segunda hace dos años en Moscú, a la novena, tras ver mermados sus efectivos por culpa de los casos de dopaje. La cita de China supuso un nuevo escalón hacia abajo de la selección española.

La actuación en unos mundiales puede medirse de dos formas. Por medallas se salvó más o menos el tipo gracias al oro del marchador Miguel Ángel López. Como los oros es lo primero que se contabiliza, España queda en décimo quinta posición. Pero el verdadero nivel de un país se mide por la clasificación de finalistas: ocho puntos al oro y bajando uno cada vez hasta el octavo clasificado, que suma un punto. Ahí, España queda mucho peor: puesto 26 y doce puntos: los ocho del oro y cuatro de Ruth Beitia y su quinta plaza. Entre los que cumplieron, el noveno puesto de García Bragado y sus 45 años y aceptables los maratonianos. Nada más.

El director técnico de la Federación Española, Ramón Cid, reconocía el fracaso. «El balance es flojo salvo honrosas excepciones, con una actuación floja o incluso muy floja. Lo asumo y pienso que la imagen es peor de lo que es el atletismo español actualmente». España necesita una revisión urgente de su atletismo, que ha caído en picado, acentuado por los casos de dopaje. No se ha reinventado y no sirve de excusa que, por ejemplo, también tuvieron malos resultados los franceses (dos bronces), pero mucha más presencia en finales. Pero si un país puede servir de espejo, ese es Polonia, sexto en el medallero con ocho metales, tres de ellos oro.

Los Mundiales de Pekín han vuelto a coronar al jamaicano Usain Bolt como rey indiscutible del atletismo con su quinto triplete de oros en grandes citas, y ha visto el ascenso al trono de la holandesa Dafne Schippers, ganadora en 200 y plata en 100, la primera monarca blanca en mucho tiempo, acompañada por el ruso Shubenkov, que se impuso en 110 vallas.

En un campeonato de papeles cambiados „jamaicanos y kenianos lograron medallas en concursos, reflejo del nuevo tiempo que llega„, Bolt ha sido la constante que reconcilia pasado y presente.

En la última jornada destacó la victoria del keniano Asbel Kiprop en el 1.500 viniendo desde atrás. La altura tuvo que recurrir a un desempate y bajar el listón para que ganara el canadiense Derek Drouin. Genzebe Dibaba perdió la condición de reina femenina al ser reventada por su compatriota Almaz Ayana y los relevos largos de los repartieron Jamaica para ellas y Estados Unidos para ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine