19 de septiembre de 2015
19.09.2015
Tercera División

La legionela traslada el derbi comarcal a l'Olleria

19.09.2015 | 01:27

La actividad deportiva en las instalaciones de Benigànim ha quedado suspendida durante 15 días. Un control rutinario en las aguas ha detectado legionela en la caldera del pabellón y del campo de fútbol y el ayuntamiento ha ordenado el cierre del recinto deportivo para evitar riesgos. El cierre ha obligado a trasladar el derbi que enfrentaba mañana al Benigànim contra el Ontinyent en el campo municipal, partido que finalmente se jugará en l´Olleria. Era un derbi esperado, ya que suponía el regreso a Benigànim de Miguel Ángel Mullor, extécnico del equipo ganxut y ahora en el banquillo del Ontinyent CF. Mullor fue el artífice del ascenso del Benigànim a tercera división y la afición recuerda los logros cosechados en los tres años que el ontinyentí dirigió el club.

El teniente de alcalde y concejal Cristóbal Barceló explicó ayer a este diario que «un control de aguas que periódicamente realiza el Hospital General, detectó en un circuito cerrado del pabellón y campo de fútbol un índice de legionela». El edil señaló que la detección se produjo el pasado miércoles y el jueves se llevó a cabo un tratamiento de choque para hiperclorar todas las instalaciones. «En 15 días volverá a realizarse un nuevo análisis para comprobar que ya no hay restos de la bacteria», detalló Barceló, quien añadió que ante ello, el consistorio ha decretado el cierre preventivo de las instalaciones «para evitar riesgos».

Y es que las instalaciones las utilizan diariamente, además del equipo de fútbol del Benigànim, los niños de las escuelas municipales. Sólo la escuela de fútbol base ya cuenta con 250 alumnos que utilizan el campo y el pabellón.

El teniente de alcalde de Benigànim lanzó ayer un mensaje de tranquilidad a la población, evitando alarmar a los vecinos. Cristóbal Barceló afirmó que «no hay ningún brote de legionela, porque no hay ningún afectado. Se ha detectado la bacteria en la caldera, en el circuito de agua caliente de las instalaciones deportivas, y por prevención se han cerrado al público durante 15 días».

Se podía haber jugado
También señaló que el partido del Benigànim-Ontinyent «se podría jugar, porque el campo de fútbol no está afectado. No se podrían utilizar los vestuarios, ni las duchas, ni los baños, pero el campo sí puede utilizarse». Ante lo sucedido, se aprochará para acelerar la renovación integral de la instalación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine