07 de diciembre de 2015
07.12.2015
Baloncesto
B.Sevilla 6781Valencia BC
 

La leyenda del equipo invicto continúa

El Valencia Basket despliega su catálogo de recursos en la segunda parte y suma, ante el Baloncesto Sevilla, su decimoséptima victoria consecutiva - Rafa Martínez, con 22 puntos, lidera la ofensiva del equipo «taronja»

07.12.2015 | 04:15
La leyenda del equipo invicto continúa

El flamante Valencia Basket escribió ayer unas líneas más de una historia maravillosa. Suma 17 victorias consecutivas después de su solvente triunfo de ayer en Sevilla. Allí demostró que está en otra dimensión. Que su voracidad es insaciable, que lleva una bestia en su interior que se despierta en las segundas partes. Fue otro triunfo basado en la colectividad. Esta vez el juego corporativo lo lideró Rafa Martínez con un trabajo excelso. Anotó 22 puntos, 15 de ellos en forma de triples.

La resistencia del Baloncesto Sevilla no fue lo larga y tediosa que algunos pronosticaban. A ratos fue un conjunto antipático, especialmente tenaz en el juego interior, pero su contrincante demostró pronto tener mejor juego de piernas. Más recursos para manejarse sobre la pista. Al empuje de los hombres altos del Sevilla, el equipo «taronja» contestó con un juego más elaborado. Le vino bien el regreso de Dubljevic tras su lesión. No es un pívot intimidador, como tampoco lo es Hamilton, pero su cintura bajo el aro proporciona una alta rentabilidad. Así, con canastas muy elaboradas, el Valencia se mantuvo firme en la cancha (8-12, min. 17). Pese a estar fallón en los triples, todo lo hacía más fácil.

Pedro Martínez echó mano pronto de su amplio fondo de armario. Es lógico; no quiere excesos físicos en sus jugadores. Dio cancha a Stefansson y a Sato, este último en un plano muy secundario esta temporada. El partido llegó a mediados del segundo cuarto con mucha tensión competitiva. Era un partido de muchas faltas, con excesivas pérdidas de balón forzadas. Un terreno al que se adaptó el Valencia perfectamente. Con la paciencia de un equipo que se sabe superior. El excelente trabajo de Shurna y Hamilton bajo el aro se complementó con el acierto repentino en los triples. Uno de Rafa Martínez y otro de San Emeterio colocaron al conjunto de Martínez por delante camino del descanso (18-30).

El Valencia ajustó de nuevo sus piezas de cara al tercer cuarto y salió a galope tendido, como si quisiera meterse rápidamente la victoria en el bolsillo. Dicho y hecho. En cuestión de unos minutos, se escapó en el marcador. Dos triples de Rafa Martínez y una canasta para la foto de San Emeterio lanzaron al equipo «taronja» hacia su victoria número 17. Estaba desatado. Enfrente, el Sevilla replicó poco. Lo justo. Lo que le dejó su insaciable rival. Casimiro buscó soluciones y ordenó a Berni Rodríguez más protagonismo. Pero cualquier intento por compensar las fuerzas fue en vano. Era el momento de Rafa Martínez, el veterano alero al que Pedro Martínez le ha dado plena confianza esta temporada. Un jugador «top» en espíritu competitivo. El catalán se creció en el momento decisivo y lideró la ofensiva del Valencia Basket hacia el final del tercer cuarto, con canastas de todos los colores (36-37, min. 28). Bajo el aro, Dubljevic acumuló minutos en busca de la forma física. Demostró estar falto de ritmo ante las torres locales.

El Sevilla dijo su última palabra en el cierre del tercer cuarto con un triple de Berni Rodríguez (49-57). Fue sentir otra vez el aliento de su rival en el cogote y el Valencia Basket intensificó su juego. El reparto de funciones y responsabilidades resultó crucial en el último cuarto. Enterró cualquier intento de su rival por llegar a un final apretado con un parcial de 0-7. Esta vez con dos triples de Stefansson, falta en contra incluida. El bombardeo fue rematado por Vives, otro jugador excelente en el uno contra uno. Como le gustan a Pedro Martínez. En la batería final de triples participó también Hamilton (56-72, min. 36), ayer más polivalente que nunca con una aportación notable en el juego exterior. La cuenta desde la distancia la cerró Rafa Martínez (61-77), el mejor hombre del partido.

Enfrente, el Sevilla claudicó ante el poderío de un enemigo poderoso, imparable, que se acerca con el paso firme a la mejor racha de victorias en la historia del club. Fue en la temporada 1999-2000, con Miki Vukovic en el banquillo. Sumó veinte triunfos seguidos: doce en la Liga ACB y ocho en la Copa Saporta. Le faltan tres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine