13 de diciembre de 2015
13.12.2015
Baloncesto
Valencia BC 10084Fuenlabrada


 

La Fonteta disfruta

El Valencia BC está a un triunfo de sumar 20 triunfos seguidos, la mejor racha de su historia

13.12.2015 | 04:15
Shurna «mata», ayer en La Fonteta.

Tercera defensa del liderato conseguida y la imbatibilidad intacta. El Valencia Basket volvió a ganar en un partido vibrante donde los dos equipos se mostraron fluidos en la parcela y en el que los taronja llevaron a la práctica su teórica superioridad frente al rival.
La Fonteta volvió a ver a un gran Hamilton, pero bien secundado ayer por Sikma, San Emeterio, Lucic o Diot cimentaron el pleno de las diecinueve victorias que deja en bandeja el poder igualar el récord el próximo miércoles frente al Charleroi belga.

El acierto anotador de los dos equipos fue notable desde el comienzo. El Valencia Basket se encomendó desde el inicio a Justin Hamilton para marcar las primeras diferencias en el marcador tras triple precisamente del norteamericano (16-4). El técnico taronja Pedro Martínez aprovechó la primera parte para rotar a sus jugadores de cara a estar bien dosificados de cara al devenir del encuentro. El Montakit Fuenlabrada capeó bien el acierto anotador de los valencianos sobre todo con la figura de Popovic. El ex jugador taronja convirtió hasta cinco triples en la primera parte para disparar los guarismos de los suyos que llegaron a situarse a solo tres puntos del Valencia Basket (33-30). Con las defensas claramente superadas por los ataques en ambos conjuntos, el gran beneficiado del desarrollo del encuentro fue la grada que no solo veía ganar a su equipo, sino también muchos puntos. Con dieciocho triples convertidos entre los dos equipos en los dos primeros cuartos el marcador se fue al descanso con un abultado 58-50.

En la reanudación, el partido se encaminó a guarismos más normales y sobre todo a la lógica superioridad del Valencia Basket. El juego interior con Hamilton, el incombustible Sikma y la espectacularidad de Lucic hicieron estragos en el Fuenlabrada que, además, perdió la luz anotadora de Popovic que no anotó ni un solo punto en la segunda parte.

Bajo estos argumentos, el Valencia Basket, con una buena dirección de Diot y la aparición de la calidad de San Emeterio, logró resolver el encuentro a inicios del último cuarto (84-66).

Con la victoria en el bolsillo y una grada pasandóselo en grande, Diot culminó la fiesta con un triple sobre la bocina que dejó el marcador del Valencia Basket en la siempre vistosa cifra de los cien puntos.
Nueva demostración del conjunto taronja que deja el récord de las veinte victorias a solo una. El partido a partido impera. No puede ser de otra forma.

De espectador de lujo el padre de Sikma, Jack Sikma, ex de la NBA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine