20 de diciembre de 2015
20.12.2015
Baloncesto

Los «taronja» buscan batir su récord en una cancha incómoda

El Valencia Basket puede conseguir su 21.er triunfo consecutivo, que le haría superar el mejor arranque del club del año 1999 - Guillem Vives, con una tendinitis en el tendón de Aquiles, es duda y tiene complicado poder jugar en el Nou Congost

20.12.2015 | 04:15
Los «taronja» buscan batir su récord en una cancha incómoda

Tras haber ganado el pasado miércoles al Charleroi, el Valencia Basket puede escribir este domingo una brillante y nueva página en su historia si consigue traerse la victoria de Manresa.

El conjunto «taronja» puede conseguir su vigesimoprimer triunfo, lo que le haría superar el mejor arranque de aquel valiente y descarado Pamesa Valencia de 1999.

No se presenta un choque sencillo para los de Pedro Martínez.
El ICL Manresa afronta el partido con cinco victorias, mismo bagaje que el sexto clasificado, y con la moral por las nubes después de haber conseguido ganar en la última jornada en la difícil pista del Obradoiro gallego.

Los últimos duelos en Manresa auguran un partido con emociones hasta el final. En el recuerdo queda la amarga experiencia del año pasado cuando dos tiros libres casi en la bocina del serbio Sakic certificaron en aquel momento el traspiés valenciano en el Nou Congost. Dos temporadas antes, el pívot francés Lauvergne anotó un triple, también en los últimos instantes, que llevó la victoria hasta Valencia.

Duelo entre Musli y Hamilton
Una de las claves del choque del Nou Congost va a residir en el duelo entre el pívot del ICL Manresa. Dejan Musli, y el del Valencia Basket, Justin Hamilton. El jugador serbio, que afronta su tercera campaña en España tras haber jugado anteriormente sin brillar en Vitoria y Fuenlabrada, es ahora mismo el referente de los de Ibon Navarro y le valió para ser nombrado mejor jugador del pasado mes de octubre. El testigo lo cogió en noviembre el jugador «taronja» Justin Hamilton, con lo que en la lucha bajo los tableros de hoy se puede decantar gran parte del partido.

El encuentro tendrá un componente especial para Pedro Martínez y el capitán, Rafa Martínez. El actual técnico del Valencia Basket, tras Gran Canaria, ha sido en el conjunto manresano donde más partidos ha dirigido desde el banquillo. Su último servicio fue en la pasada campaña cuando consiguió la permanencia con victoria en la última jornada en la cancha del Real Madrid. Rafa Martínez, por su parte, estandarte ahora en la Fonteta, es recibido año tras año como un hijo pródigo. En el bando catalán queda Ibon Navarro. Asistente de Perasovic en Valencia durante dos temporadas, asume su segunda campaña como primer entrenador tras haber comenzado su andadura el pasado año en el Laboral Kutxa.

Vives viaja pero es duda
En la expedición del Valencia Basket, que viajó ayer hasta Manresa, estaba incluido Guillem Vives. El base catalán, ausente por una tendinitis en el Aquiles izquierdo en el partido de la Eurocup del pasado miércoles, no ha podido completar durante toda la semana ninguna sesión completa de entrenamiento. De sus sensaciones y de la situación del encuentro dependerá el que hoy pueda jugar aunque la intención es no correr ningún riesgo. Sin Van Rossom disponible hasta el 2016, Pedro Martínez solo cuenta como base puro con Diot, con lo que hoy de nuevo Stefansson tendrá que reconvertirse al puesto de director de juego si Vives no está apto para salir a la cancha.

Récords al margen, el Valencia Basket tiene como reto seguir cumpliendo sus objetivos en la actual campaña. Solventada con nota la primera fase de la Eurocup, el conjunto «taronja» quiere cerrar cuanto antes su billete a la Copa del Rey de A Coruña que tendrá lugar en febrero. «Ganar hoy nos haría un 0,1% más felices». Pedro Martínez reflejó así el sentir de un grupo que tratará de seguir esquivando la derrota.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine