07 de febrero de 2016
07.02.2016
Ciclismo

Wouter Poels se corona en el Xorret de Catí y acaricia el triunfo

El holandés del Sky, líder desde el primer día, se impone con superioridad en la etapa reina

07.02.2016 | 04:15
Wouter Poels se corona en el Xorret de Catí y acaricia el triunfo

La carretera pone a cada uno en su sitio. No engaña a nadie. Sobre todo si se trata del asfalto que cubre las rampas del Xorret de Catí (Castalla), el puerto de montaña de primera categoría sobre el que Wouter Poels (Sky) se proclamó ayer virtual vencedor de la Volta a la Comunitat Valenciana. El holandés, con el maillot amarillo desde el miércoles „cuando se impuso contra pronóstico en la etapa contrarreloj de Orpesa„, se ha defendido desde entonces con uñas y dientes de todos los ataques lanzados desde el pelotón. También lo hizo ayer, en la cuarta prueba de la ronda valenciana, entre Orihuela y Xorret de Catí (141 km.), la llamada etapa reina.

El trabajo de su equipo, el potente Sky, desbarató los dos intentos de fuga más peligroso. El último de ellos llevó hasta casi el inicio de Xorret de Catí a un grupo de siete ciclistas que consiguieron entenderse bien en las fases llanas a base de relevos. No obstante, la distancia con el grueso de la carrera fue insuficiente y a falta de 8 kilómetros, después de superar los puertos de La Garganta, el Maigmó y el Canalí, los corredores de Sky y los de Astana decidieron acelerar la marcha para neutralizar a los escapados.

Astana empezó con fuerza la última ascensión del día para romper la carrera y tratar de dejar sin defensas al líder, a la espera de que Diego Rosa (Luis León no aguantó) pudiese sacar alguna ventaja. Poels, en cambio, resistió. Sin gregarios de los que echar mano, se atrincheró sobre su manillar y plantó cara al alto ritmo que imprimían los Astana, incluido Fabio Aru, quien aplicó sobre su cadena el talento que le erige en una de las figuras de la alta montaña.

Las cuestas del Xorret de Catí, con un desnivel de más del 20 %, se adherían a las ruedas de las bicicletas, que parecían no avanzar sobre este «muro» que congregó a miles de aficionados al ciclismo. Entre sus gritos de ánimo, a falta de tres kilómetros y después de varias intentonas de Aru, Navarro (Cofidis) y Dayer Quintana (Movistar), Poels lanzó su propio ataque. Al más puro estilo Chris Froome, el neerlandés abrió un hueco considerable con sus perseguidores y rodó en solitario las parte final de la etapa. A un nivel físico muy superior al del resto de competidores, Poels se marchó sin esperar a nadie y encaró el último kilómetro de la prueba zigzagueando en un pequeño descenso antes de la línea de meta. Su fuerza en la subida y su atrevimiento bajando le valieron para sumar unos segundos de oro sobre el resto de competidores, alzar los brazos en la meta y dar por sentenciada la Volta.

Por detrás a menos de medio minutos, Inxauti, Izaguirre, Navarro y Aru se batieron el cobre en busca de un lugar en el podio de Valencia, aunque Luis León supo mantener el tipo hasta el final y mantuvo su segunda plaza en la general.
Por su parte, «Purito» Rodríguez, que continúa inmerso en su plan de preparación, explotó antes de la última ascensión y no peleó por el triunfo de etapa.

«Mi equipo ha controlado la etapa»
Al bajar del podio, al que ha subido desde el miércoles para fotografiarse con el maillot amarillo, Poels mostró su satisfacción por su segunda victoria. «Mi equipo ha controlado perfectamente el pelotón en la etapa para que tuviera una perfecta posición. Estoy muy contento con esta victoria en la primera prueba de la temporada», expresó el líder de la Volta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine