17 de febrero de 2016
17.02.2016
Agresión

"Aún pasó poco. Es increíble"

Compañeros de los árbitros agredidos por hinchas del Mensajero advierten de la falta de seguridad

17.02.2016 | 02:23
"Aún pasó poco. Es increíble"

Los árbitros valencianos agredidos por aficionados del Mensajero no han encontrado el apoyo del club de Palma, el cual además ha justificado la herida que sufrió uno de ellos como un simple golpe con la puerta del taxi al tratar de cerrarlo. En el encuentro ante el Barakaldo, los tres colegiados del choque (los castellonenses Fernando Navarro y Guillermo Ballester y el valenciano Álvaro Rallo) tuvieron que salir de una manera angustiosa de las instalaciones de la entidad balear. Mientras, la policía no efectuó un cordón de seguridad para que pudieran salir con tranquilidad.

El club, por su parte, no expulsó a los hinchas, quienes una hora después de la conclusión del encuentro todavía esperaban en las instalaciones del Mensajero, de Segunda B. La entidad niega que se les arrojaran «varias latas de cerveza» a los árbitros, cuando en el vídeo se demuestra que mínimo tres se les derramaron por encima mientras recibía escupitajos y empujones al ser escoltados al taxi.

También desmiente que recibiesen golpes en el angustioso trayecto del vestuario a la puerta de salida donde los seguidores palmeros se saltaron el cordón policial y actuaron.

El Mensajero, además, basa su defensa en que los árbitros abandonaron el campo más pronto de lo habitual y eso provocó que tuvieran que encontrarse con aficionados. El club también echa la culpa a la policía por no trazar un cordón de manera eficaz. Mientras, familiares de los árbitros aseguran que la sensación de los colegiados es que «gracias a la destreza y al comportamiento del taxista pudieron salir bien».

Mateu Lahoz, internacional y uno de los mejores árbitros de España, piensa que no es comprensible todo lo que pasó tras el partido y que es inaceptable que sigan pasando cosas así. Por su parte, un colegiado de la misma categoría que los agredidos explicó que «aún pasó poco. Es increíble». Su indignación es enorme y su sensación es que podría haber pasado una desgracia. Él mismo reconoce además que «no puedes ir a desempeñar un trabajo con miedo a recibir una agresión».

La FFCV se solidariza
La Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana mostró ayer su «más energética condena» a las agresiones sufridas por los árbitros valencianos tras finalizar el encuentro entre el Barakaldo y el Mensajero de Segunda División B. Además hizo referencia a «la necesidad de erradicar estos comportamientos de los terrenos de juego».

La Federación Valenciana de Fútbol finaliza su comunicado insistiendo en la necesidad de terminar con un «nuevo y desagradable episodio de violencia en el mundo del fútbol» y quiso expresar su solidaridad con los colegiados que tuvieron que vivir ese amargo momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine