15 de marzo de 2016
15.03.2016
Baloncesto

La Euroliga frena la entrada del Valencia Basket hasta 2017-18

Los «taronja» podrían jugar la próxima edición si el ganador de la Eurocup tuviera plaza asegurada

15.03.2016 | 04:15
La Euroliga frena la entrada del Valencia Basket hasta 2017-18

El Valencia Basket estuvo ayer presente en una reunión informativa de la Euroliga celebrada en Barcelona, representado por su director deportivo, Chechu Mulero ,y el director de administración, Esteban Gallego. El conjunto taronja conoció las intenciones de la Euroliga para la próxima temporada donde a día de hoy no tendría hueco.Las ligas de Alemania, España, VTB (donde participan en su mayoría clubes de la extinta Unión Soviética) y Adriática (equipos de la antigua Yugoslavia) obtendrán una licencia B la próxima temporada para poder participar atendiendo a su clasificación nacional mientras que la liga ACB tendrá esa plaza la campaña 2017-18. Por otro lado, el Darussafaka turco, club incipiente y con poder económico, ha sido invitado a participar el curso que viene.

La opción de jugar la máxima competición europea pasaría, por ejemplo, por que el Milán ganara la Eurocup, con lo que, al tener licencia A, su hueco podría ser ocupado por el Valencia Basket. O que, en la VTB, el Nizhny llegara a la final ante el CSKA de Moscú y consiguiera la Eurocup. El Valencia Basket mantiene la cautela aunque es sabedor de que, en caso de alinearse con la Euroliga, su opción más probable sería la de jugar la Eurocup la próxima campaña. Esta competición también sufrirá una remodelación y tendrá el actual formato de la Euroliga. Así, participarán 24 equipos que arrancarán con una fase de cuatro grupos de seis cada uno. El Top 16 (segunda ronda) se disputará con dos grupos de ocho equipos y a partir de ahí eliminatorias hasta la final. El contrato de la Euroliga con la ACB sería por cuatro temporadas y en ella participarían tres equipos españoles, que podrían ser los tres representados ayer, Valencia Basket, Gran Canaria y Unicaja. El resto de equipos provendrán de otras ligas nacionales con los que negociará individualmente la propia Euroliga.

Todo esto deberá ser ratificado en una Asamblea. No es la primera vez que la Euroliga varía de rumbo. En noviembre pasado, Bertomeu cerraba la puerta tras reducir la competición de 24 a 16 equipos y confirmar once plazas definidas de antemano para Real Madrid, Barcelona, Laboral Kutxa, Anadolu Efes , CSKA, EA7 Milan, Fenerbahce, Maccabi Tel Aviv, Olympiacos, Panathinaikos y Zalgiris Kaunas. Una de las vacantes quedaba para el campeón de la Eurocup mientras que las otras cuatro no terminaron de definirse. Ante esta tesitura, la FIBA movió sus piezas para intentar aglutinar a los clubes descontentos (el Valencia Basket o el Unicaja de la liga española). La FIBA Champions League, que será presentada el 21 de marzo en París, ha logrado tener el respaldo de ligas de Francia, Italia, Turquía o Grecia.

El escenario cambió la pasada semana. El máximo responsable de la Euroliga, Jordi Bertomeu, anunció un nuevo cambio en la Euroliga donde explicó que las ligas de España, Alemania, VTB y Adriática tendrían una plaza en su competición atendiendo a criterios deportivos. Esta declaración se ha cumplido a medias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine