22 de abril de 2016
22.04.2016
Pádel

La singular pareja del Máster

Bea González, de 14 años, y la excampeona mundial Eyheraguibel, de 42, compiten en Valencia

22.04.2016 | 00:58
La cadete Beatriz González, junto a la mítica Paula Eyheraguibel, ayer en Valencia.

Beatriz González, una niña andaluza de 14 años, ha sido la jugadora más joven en debutar en el World Pádel Tour. Lo hizo en Valencia. Junto a la ocho veces campeona del mundo, Paula Eyheraguibel, quien a sus 42 años se resiste a colgar la raqueta. Forman una pareja singular. Ayer, perdieron por 7-6 y 6-3 en octavos de final ante Lorena Alonso y Nela Brito, pero sin duda, esta alianza de generaciones, ha sido una bocanada de aire fresco y de presente y futuro para el pádel femenino.

Beatriz González (El Palo, Málaga 2002) , todavía en edad cadete y campeona de España en categorías inferiores, recibió hace unos meses la llamada telefónica de una leyenda viva del pádel, la argentina Paula Eyheraguibel (Bahía Blanca, Argentina, 1973). Sonaba a una broma. La propuesta era participar en el circuito mundial femenino como pareja. Y debutar en Valencia, el primer torneo del año, contra las mejores jugadoras del momento. Probaron en Alicante y hubo química. Y se presentaron en el primer Máster de la temporada.

Eyheraguibel, en la actualidad la número 11 del mundo, buscaba nuevos retos en el mundo de la raqueta. Y uno de ellos era contagiarse de la ilusión y la frescura de las nuevas generaciones. Con ocho campeonatos del mundo en su palmarés, la argentina encontró en Beatriz González todo aquello que buscaba. Y, pese a que su pareja apenas cuenta con 14 años, no dudó en dar el paso de entrar de golpe en el circuito profesional femenino. Lo hicieron a lo grande, con una victoria en dieciseisavos de final del Máster de Valencia ante la tenista valenciana Anabel Medina y Marcela Ferrari, a las que derrotaron por 6-4 y 6-3.

Pese a que ya está jugando a máximo nivel, Beatriz González no deja de ser una niña. Y aquí es donde empieza el reto de Eyheraguibel. La argentina destaca que a cualquier jugadora le hubiera gustado tener a su lado una mentora, alguien que le sirviera de guía, para afrontar no solo la parte física sino la mental. En lo deportivo, el presente lo tienen complicado. Porque Paula vive en Barcelona y Beatriz en Málaga, donde reside con sus padres y compagina el deporte con los estudios. Y no pueden entrenar juntas. Pero el futuro es suyo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine