16 de mayo de 2016
16.05.2016
Pilota

Homenaje a una leyenda

Godelleta prepara el 6 de agosto una partida con todos los grandes para reconocer la figura de Grau

16.05.2016 | 04:15
Homenaje a una leyenda

El 12 de marzo de 1989 José Vicente Grau estampaba su firma en el contrato que le ligaba como jugador profesional libre a la Sociedad Pelotari de Godelleta para disputar con la misma el campeonato de Galotxa, Trofeo El Corte Inglés. Era el mitger con mayor proyección del momento, uno de los que estaba llamado a ser una leyenda de la pelota valenciana. Enrique Latorre era el presidente del club decano. El club se comprometía a pagar 300.000 pesetas por la presencia del pelotari en las partidas de competición y una prima de 25.000 pesetas en caso de ser campeones.

Era el primer contrato en toda regla que se producía en el mundo de los clubes. Cantidades que superaban con mucho la media de dinero que por partida se conseguía en los trinquetes. Godelleta, con la contratación de Grau y de Castilla regresaba a la máxima categoría de la competición. Un año después, ya con las emisiones de RTVV, los clubes de Godelleta, Alfarp, Beniparrell, Sollana, Albal, Llombai y Alcàsser organizaron una competición de esta modalidad con la presencia de las primeras figuras profesionales.

El denominado Open de Galotxa disputó sus dos primeras finales en Godelleta, televisadas. El equipo local, patrocinado por Distribuciones Atalaya conquistó ambos títulos en inolvidables confrontaciones contra Alfarp y Borbotó, con pelotaris de la talla de Oltra, Sarasol II, Pigat o Edi. El equipo titular de Godelleta era el integrado por Sarasol I, Grau y Mingacho, con Julio y Colorado II como suplentes. Aquel Open de profesionales duró cuatro temporadas.

Las exigencias económicas se hicieron insoportables para los clubes que, superada la novedad, decayeron en el interés por mantener el torneo. Una etapa de Grau inolvidable para una afición de Godelleta, y de la galotxa que ahora quiere rendir un merecido homenaje a una de las carreras más espectaculares que se han conocido en este deporte, tanto a nivel valenciano como internacional. Será el sábado día 6 de agosto en la cancha del club en el que militó varias temporadas y con la presencia de primeras figuras profesionales de ayer y de hoy.

El mitger, campeón individual
Grau, formado como jugador en el trinquet de Pelayo, del que era vecino, ha dominado todas las modalidades del Joc de Pilota. Poseía una agilidad felina y la volea más poderosa que se haya conocido. Y además, jugaba de volea tanto de derecha como de izquierda. Sus condiciones le permitieron aceptar el reto de jugar el Individual. Era el primer mitger que lo intentaba. Accedió a dos finales que perdió contra Sarasol en 1996 y 1997. Fue el 25 de junio del año 2000 cuando derrotó a Álvaro por 60 a 40 en un abarrotado Trinquet de Sagunt. Paradógicamente el mitger que se disputaba con Sarasol II la supremacía en su posición nunca consiguió un título por equipos. Llegó a la final del 2008 junto a Miguel y Raúl pero perdió ante Genovés II, Sarasol II y Héctor. Todos coinciden en afirmar que la supresión de las galerías supuso cortar la mejor arma de Grau. Sin embargo en la memoria de la afición, el carismático pelotari de Pelayo ya ha entrado en la historia grande. A ella colaboraron sus grandes exhibiciones en los campeonatos internacionales de Llargues. Grau se convirtió en el pelotari más admirado del mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine