24 de mayo de 2016
24.05.2016

Un jugador revolucionario

Su exhibición en una final de la Champions hizo que la Federación Internacional cambiara las reglas

24.05.2016 | 04:15

Álvaro de Tibi había conseguido todos los títulos: campeón de liga y de Europa con su club y campeón de Europa y del mundo con la selección. Logró la Lliga de Llargues con su pueblo Tibi, así como con Sella; conquistó con Tibi la Champions de Llargues, en 2012, en una inolvidable final contra Kerksken (Bélgica) en la Plaça de l´Ajuntament de Valencia. Su exhibición fue tal, con el saque de volea, que la Confederación Internacional cambió las reglas de juego para limitar la cancha Hay una foto de aquella final con los pelotaris belgas intentando restar subidos unos en los hombros de otros.

Debutó en la selección en 2007, de la mano de Pigat. Procedía del frontenis hasta que descubrió el juego a Llargues de la mano de los hermanos Cortell, donde no paró de crecer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine