13 de junio de 2016
13.06.2016

Radiografía de las tres grandes canteras valencianas de fútbol

Valencia, Levante UD y Villarreal cuidan sus canteras con especial esmero y cada una tiene su propia identidad en la formación de futuros jugadores de élite - El perfil del futbolista y la metodología de trabajo le dan distinción a cada una

13.06.2016 | 11:13
Radiografía de las tres grandes canteras valencianas de fútbol

­
VALENCIA CF
Una escuela más exigente con el talento y con un modelo ofensivo
estructura

Estructura
Niños en la escuela
La Academia cuenta con 591 niños, de los que 44 viven en la residencia.

Número de equipos
El Valencia disponía hasta ahora de 25 equipos masculinos: 16 de fútbol 8 y nueve de fútbol 11. Pero está en marcha ya la reducción de conjuntos de fútbol 8 (hasta categoría alevín) de 16 a 12. El club distingue entre la Academia (los niños seleccionados que no pagan) y la Escuela (los chavales que sí pagan).

Vacío de poder tras Rufete
Entre la salida de Rufete, el 1 de julio 2015 y la llegada de Alesanco en septiembre, se produjo un vacío de poder que provocó desajustes en la planificación: por ejemplo, un excedente en el Juvenil B de hasta 10 jugadores de más en cada convocatoria.

Patrón de juego
Creativo
El club ha reforzado esta filosofía con la llegada de Alesanco a la dirección de la Academia: control, pase, robar arriba, ocupar espacios, velocidad de balón... El club forma técnica, táctica y físicamente a los niños, por este orden. El talento es la base de la pirámide y a partir de ahí se construye el futbolista. política de captación

Sólo valen los mejores
El Valencia ha estrechado el filtro de entrada de niños. El proceso de selección es más exigente y, de esta forma, el club pretende reforzar su marca. «Somos el Valencia», repiten. El expresidente Amadeo Salvo dijo que la Comunitat Valenciana tenía un potencial de fútbol base enorme y que los mejores futbolistas debían de estar en la Academia del Valencia. El 67% de los jugadores de Paterna son valencianos.

Carácter mediterráneo
Desde la llegada de Peter Lim, el club está más decidido en desarrollar una identidad propia, muy vinculada al Mediterráneo, donde se encuentra el principal caladero de jugadores, con una competencia cada vez más dura del Villarreal y del Levante.

Entrenadores
84 técnicos dedicados a la escuela
La escuela ha reducido el número total de entrenadores (84). Ahora, hay más técnicos que trabajan sobre el campo y menos en los despachos. Fue una de las primeras decisiones del nuevo orden en busca de una mayor profesionalización. El objetivo es «fabricar» buenos futbolistas y «muy buenas» personas, prepararlos para la vida. El Valencia forma a sus propios entrenadores con el fin de generar técnicos de academia, que entrenen sin distinciones a cualquier equipo de la escuela. Son examinados de forma periódica.

De los que mejor paga
El Valencia presume de ser, ahora, uno de los clubes que mejor pagan a sus entrenadores de base.

El método
Los entrenadores tienen tres competencias: conocer el fútbol, reconocer sus conocimientos mediante la acción del niño y, en base a ello, corregirle (respetando, eso sí, la toma de decisiones del chico durante los partidos). En todos los entrenamientos hay un objetivo.

Red de ojeadores
Una estructura muy extendida
La escuela del Valencia ha ampliado su red de ojeadores y dispone de uno en cada comunidad autónoma de España, así como colaboradores en el extranjero. Se reúnen para concretar el perfil de jugador que se busca.

Sistema de juego
Método de trabajo
El Valencia desarrolla un plan a largo plazo, investigando las corrientes de federaciones (Inglaterra, Canadá, España, etc.) y clubes internacionales. Un método que ayuda a controlar los picos de crecimiento madurativo de los alumnos. El club tiene establecidas tres etapas: la primera, destinada a que los niños aprendan a jugar bien al fútbol divirtiéndose (hasta los 12 años); la segunda, centrada en que los niños aprendan a competir en los últimos años de fútbol 8 (hasta los 14); y, la tercera, que ganen jugando bien. «El resultado a corto plazo es una casualidad», insisten en Paterna, que buscan «estabilidad» y no cambiar el sistema de trabajo cada año.

Perfil de jugador
Control y velocidad en el pase
Jóvenes con talento, creativos y que dominen los recursos del control del balón, el posicionamiento en el campo y la velocidad en el pase. El entrenador les anima a tomar las decisiones por ellos mismos. Cómo favorecer la toma de decisiones de los niños es una de las claves de la Academia.

Becas, no sueldos
Según el el Valencia, el club no paga a los menores de 16 años. Pero sí les compensa con becas para evitar su marcha.

Política con los padres y representantes
Protección del jugador
El club dispone de un código ético. Hay charlas periódicas con los padres. La profesionalización de la entidad conduce a proteger cada vez más a los chavales (al club no le gusta que salgan en la prensa). El Valencia no habla con los representantes hasta que los jugadores cumplen 16 años. Antes, para el club, no existen.

LEVANTE UD
A la altura de sus dos principales rivales con una estructura más limitada

Estructura
Número de niños Cerca de 520.

Número de equipos:
24 equipos, 16 de fútbol 8 y ocho de fútbol 11.
 
Patrón de juego
Adaptación a todos los estilos
Basado en la toma de decisiones de los alumnos y en tomar soluciones contextualizadas. La cuestión es hacer cosas que no choquen con el fútbol de Primera División. Por ejemplo, el Levante UD no juega como la selección española, pero el club trabaja para que sus futbolistas (citan al internacional sub´21 a Camarasa, por ejemplo) valga para ese equipo o para cualquier otro. Los jugadores, por tanto, deben de ir adaptándose a todos los modelos de juego. El club tiene en cuenta que el primer equipo vivió sus años gloriosos jugando a la contra y enseña a sus equipos a dominar el contraataque, pero también el resto de situaciones. «Es imposible enseñarle a jugar al contragolpe, porque la mayoría de equipos se encierran», explica David Salavert, director de la escuela granota.

Prioriza el trabajo en grupo al individualizado. Y practica el trabajo guiado. Deja que el niño tome las decisiones en el campo, pero después elige el momento para dar órdenes.

Exigentes en captación
Siete áreas y una de ellas es la académica
La figura del coordinador de captación (José Manzanera) es clave en el Levante UD, apoyado por los coordinadores de fútbol 8, infantil y cadete y, por otra parte, juvenil.  La escuela tiene en cuenta siete áreas para fichar futbolistas: física, psicológica, técnica, táctica, académica, familiar y social. El club se fija en la comunicación verbal y no verbal  de los jugadores en su equipos anteriores, así como la actitud de los padres. Todo eso engloba el «perfil».

Llegar para quedarse
El club se preocupa de convencer al futbolista de incorporarse a la escuela y de mantenerse en un futuro, con una formación y una evaluación continua.

Los ítems
La escuela evalúa tres aspectos: el porcentaje de realidad del jugador, el de potencial y el de incertidumbre (determinado por si vive o no lejos de casa o por el entorno).

Entrenadores
«Deberían cobrar más»
Tres entrenadores por equipo. La escuela cuenta con dos responsables de entrenadores de formación continua.  «Nos gustaría pagar más a los técnicos», dice Salavert sobre las críticas de algunos de los entrenadores de la escuela granota.

Red de ojeadores
Una estructura muy limitada
La inversión en la escuela ha crecido en los últimos años, pero está a años luz del Valencia y el Villarreal. A pesar de todo, están a la misma altura en las clasificaciones. El club no dispone de una red de ojeadores. Son los mismos responsables de la escuela los que viajan a ver futbolistas.  Pese a todo, está en el mejor momento de su historia, como refleja la clasificación del juvenil para semifinales de Copa del Rey por segunda vez en tres años.

Perfil de jugador
La eficiencia como prioridad
Ni el talento ni el físico. La eficiencia es la máxima en la factoría «granota». El club no entiende el talento como la creatividad, sino como la capacidad de desarrollar una función eficientemente.  

Competir, una actitud innegociable
Y competir. El Levante UD tiene claro que todo el que sale a un campo de fútbol lo hace para ganar. Es una actitud innegociable. La escuela diferencia, eso sí, entre «esfuerzo» y «acierto», que explican el concepto de la actitud.

Los valores
El reto es fichar buenos futbolistas y que cada uno pueda ser convertido en el mejor posible. La enseñanza cuida mucho los valores: dejarle claro al niño que el fútbol es como la vida. Ayudarle a ser empático, a ser humilde. Y, tercero, dejarles claro que la parte académica es fundamental. El Levante  premia a sus jugadores con buenas notas.

Política con padres y representantes
Las reuniones con los padres son requisito indispensable. Sobre los representantes, el club asume que es parte del contexto y son los padres los que deciden si el niño debe ser asesorado externamente.


VILLARREAL
Futbolistas inteligentes e iniciativa en el juego

Estructura
Número de niños:  600, de los que 110 viven en la residencia de la Ciudad Deportiva.
Número de equipos: 42 (incluidos los del Roda, un filial).

Patrón de juego
Dinamismo
No hay un sistema de juego determinado. El esquema es un punto de partida, porque al final los futbolistas deben de interpretar cuándo hace falta cambiar la posición o ayudar al compañero.

Llevar la iniciativa
Búsqueda de niños que sean protagonistas con el balón, que sepan llevar la iniciativa. En caso de no tener la pelota, que el rival juegue según tu plan.

El resultado es secundario
El resultado es un logro a largo plazo. A corto, ganar o perder no tiene el valor que tenía antes. Forma parte del juego.

Política de captación
Talento por encima de todo
El Villarreal se fija en los jugadores que, con talento, tengan mucho potencial y que sepan acoplarse a la filosofía del club. Y se firman futbolistas en función de las necesidades, de forma que no se tapone a los que ya están y destacan en sus equipos.

Entrenadores
A tiempo completo y bien remunerados
En la escuela del Villarreal trabajan unos 100 entrenadores. El gran reto de los últimos años, ya conseguido, es que los técnicos de fútbol 11 trabajen a tiempo completo en el club y bien remunerados. Los entrenadores de fútbol 8 lo hacen a media jornada.

Red de ojeadores
Muy extendida
La red del Villarreal se ha ampliado considerablemente, de forma que cuenta con colaboradores en toda España, pero muy centrada en la Comunitat Valenciana y autonomías adyacentes.

Perfil del jugador
Futbolistas «autónomos»
Búsqueda de futbolistas con autonomía, que sepan interpretar las diferentes situaciones que se plantean en un partido, que sean inteligentes con el balón y sin él por encima de todo. El club trabaja de forma individualizada con los futbolistas.

Política con padres y representantes
Formación en equipo y sin trato de favor a los representantes
El Villarreal entiende que padres y club deben de ir de al mano en la formación del niño. El club establece unas pautas para que haya una colaboración muy estrecha, de forma que le da mucha importancia al entorno y a los estudios del alumno.me su política con la familia. La elección de tener representantes es libre, pero no tiene beneficios el futbolista que lo tiene.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine