27 de junio de 2016
27.06.2016
Fútbol
Gavá 22Castellón
 

El Castellón muere en la orilla

La lotería de los penaltis impide al equipo albinegro ascender a Segunda B tras haber igualado la eliminatoria ante el Gavá

27.06.2016 | 04:15
El Castellón muere en la orilla

El fútbol se burló del Castellón, que perdió el ascenso en La Bòbila de la manera más cruel. Niveló con valentía y tesón el 2-0 con el que se marchó al descanso, dispuso de las mejores oportunidades en el tiempo de prórroga y llegó al momento decisivo con la inercia a favor. En el quinto penalti, en el último suspiro de la temporada, Antonio Martínez, el hombre que había cimentado la recuperación albinegra en la segunda mitad, tuvo la gloria en su pie derecho. Si marcaba, el Castellón subía a Segunda División B, porque justo antes Álvaro Campos había sacado una mano majestuosa al disparo del local Pujol.

Pero Antonio no marcó y la pena fue máxima: Adivinó y paróel meta Eric, héroe local a medias con Marco que, tras el fallo de Luismi Ruiz en el séptimo lanzamiento, abrochó el ascenso para el Gavà, nuevo equipo de bronce.

El partido fue real porque es imposible que alguien inventara algo así. El partido fue de cocción clásica, una torturita play-off de manual, un escenario por los que no pasa el tiempo. El sol, el calor, la humedad, el césped natural, el lleno en el campo municipal, el último fin de semana de junio, los que se quedan fuera y lo ven subidos a las vallas, los que viven al lado de campo y asoman más que nunca en los balcones de sus casas. Niños que descubren el equipo de su pueblo, día grande y fiesta mayor, recogepelotas que desaparecen y árbitros que no quieren saber nada hasta que les da por ahí y expulsan a uno de cada equipo en el baile de la tángana. El partido, tremendo, dramático, mezquino y a la vez heroico, definió un país, una manera de ser y de vivir. El fútbol se meó en el cuento de los valores y todo eso, al cabo, fue el fútbol real que lleva cinco años aguantando en Tercera el Castellón.

La guinda al cuadro era el árbitro, uno de esos que ganaría un casting para hacer de árbitro en una comedia española. El trencilla intentaba camuflar la calvicie sin éxito: Era canario, se retiraba y permitió un duelo de contacto.

El Castellón capeó el susto inicial, un balón suelto en el área que despejó Castells, y se asentó correctamente en el campo. No tuvo en el primer tiempo, eso sí, el colmillo del Gavá que, como en la ida, asestó un doble puñetazo en una secuencia demoledora. Dos goles en media hora. El Castellón necesitaba dos goles para igualar la eliminatoria. El Castellón necesitaba una heroicidad e hizo todo para conseguirla. Acabó el primer tiempo dando señales de vida, ya se sabe: Córners, faltas laterales y esa mirada opuesta a la rendición. Kiko Ramírez metió entonces a Antonio por Ebwelle, por si a alguien le quedaba dudas de que no era tarde para la lírica, y juntó a las dos torres en ataque. El impacto del cambio en el juego fue tan inmediato como brutal. La banda izquierda quedó para Juanfran García, que bordó el papel de carrilero. En el minuto 50, su centro lo remató a la red Antonio, a la media vuelta; y en el 57 Fabiani empató en una jugada de triple zurda.

Hubo prórroga porque al Castellón, que jugó con verdadera grandeza en una situación límite, le faltó echarle el lazo al triunfo. El equipo orellut merodeó una y otra vez el premio gordo, en un despliegue sobresaliente. El partido paseó por el alambre, mutando de pesadilla a sueño feliz y de sueño feliz a otra pesadilla.

A poco del final, el árbitro expulsó al local Niko Kata y al visitante Castells tras un intercambio de pareceres. La prórroga se hizo inevitable y fue como todas las prórrogas: Inhumana. Y llegó la tanda, mientras la afición albinegra rescataba de nuevo el himno, puntual y oportuna. Y en ella, el local Marco acertó en el lanzamiento definitivo.

El Hércules tampoco sube (0-1)
Por otra parte, el Hércules se quedó también a las puertas del ascenso a Segunda. El equipo alicantino cayó derrotado en el Rico Pérez ante el Cádiz (0-1) merced a un tanto de Guiza. El Hércules necesitaba remontar el 1-0 del Ramón de Carranza, pero ayer volvió a caer derrotado. Esta vez en su campo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine