11 de septiembre de 2016
11.09.2016
Entrevista

Ricardo Ten: "Cada vez sufro más dolores, pero esta noche me olvidaré de ellos"

El nadador valenciano aspira hoy a lograr en Río de Janeiro su quinta medalla, que puede ser el mejor colofón a una carrera llena de éxitos

11.09.2016 | 11:23
Ricardo Ten: "Cada vez sufro más dolores, pero esta noche me olvidaré de ellos"

Nadador paralímpico valenciano. Ricardo Ten está ante la posibilidad de ganar hoy su quinta medalla en unos Juegos Paralímpicos después de obtener metales de oro en las citas de Pekín 2008, Sidney 2000, plata en Atlanta 1996 y bronce en Londres 2012 en su gran especialidad: 100 metros braza SB4.

Su optimismo, su energía, su talante, su locuacidad resultan contagiosos. Con tanta vitalidad, nadie diría que las molestias y los dolores ganan protagonismo en su cuerpo. En realidad, la historia de Ricardo Ten (Valencia, 11 de agosto de 1975) es una enseñanza vital. El deportista del Proyecto FER (Foment d´Esportistes amb Reptes), programa promovido por la Fundación Trinidad Alfonso, representa todo un ejemplo de cómo reaccionar a las trampas y emboscadas que, en ocasiones, plantea la vida. A pocas horas de buscar su quinta medalla individual en unos Juegos Paralímpicos (hasta la fecha, oro en Pekín 2008, oro en Sidney 2000, plata en Atlanta 96 y bronce en Londres 2012, y todas ellas en los 100m braza SB4), el nadador paralímpico valenciano reflexiona sobre sus opciones, sobre sus crecientes dolencias físicas y sobre su íntimo pensamiento acerca de si Río 2016 supondrá el epílogo a su carrera deportiva.

Siempre comenta que los dolores empiezan a ganar terreno a su plenitud. ¿Tanto lo nota?
Sí. Cada vez, sufro más dolores; cada vez, me cuesta más recuperar. Son ya 21 años de máxima exigencia y se nota. Sobre todo, con las molestias que sufro en la espalda. Pero esta noche me olvidaré de ellas.

Hasta el momento, ha afrontado cuatro Juegos Paralímpicos desde Atlanta 96 (solo se ausentó en los de Atenas 2004) y ha acumulado cuatro medallas individuales, dos oros, una plata y un bronce. ¿Cómo valora las opciones para subir al podio en Río esta misma noche?
Siendo realistas, el oro está más difícil que nunca. No lo descarto, por supuesto, pero reconozco que el brasileño Daniel Dias es el gran favorito. Y es un auténtico ídolo aquí en Brasil. Las otras dos plazas del podio están muy abiertas entre un ramillete de cuatro o cinco aspirantes. Las diferencias entre ser medallista o acabar cuarto serán mínimas.

En esta ocasión, ha decidido nadar solo su prueba principal, los 100m braza SB4, ¿verdad?
Si, finalmente nadaré solo la prueba de braza. Cabía la opción de disputar también los 50m espalda S5, pero he preferido centrarme exclusivamente en mi gran especialidad.

¿Conserva la ilusión, el cosquilleo, el entusiasmo, los nervios de sus primeros Juegos; o, con el tiempo, la efervescencia se va apagando?
La ambición y el ímpetu de Atlanta 96 y Sídney 2000 son difícilmente igualables y prácticamente insuperables. Ahora bien, la motivación, la ilusión, las ganas no faltan. No hay nada más grande que competir en unos Juegos.

¿Para cuándo la decisión de si estos Juegos de Rio serán los últimos o si todavía estirará más la cuerda?
Siempre respondo lo mismo. Quiero esperar a que concluyan estos Juegos, a meditarlo en frío, en casa, con mi gente. Lo normal es que cuelgue el bañador, pero reitero, lo decidiré al regresar de Brasil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine