02 de octubre de 2016
02.10.2016

Víctor: «Tengo que dar las gracias»

Emotiva despedida de uno de los pelotaris más queridos Goirigolzarri aparece en el trinquete de Pelayo

02.10.2016 | 04:15

Víctor Serrano Ródenas se despidió de Pelayo, de su catedral, de su lugar de juego preferido en su niñez, de la misma manera que ha encandilado a la afición durante un cuarto de siglo: con exquisita elegancia. Como ha sido un pelotari ejemplar dentro y fuera de la cancha, hombre bien, amable con todos y cumplidor como el que más, ayer recibió los aplausos de una afición que no se cansó de aplaudir; los abrazos de todos sus compañeros deportistas que le aprecian; de viejos aficionados, de jóvenes de la escuela que hoy dirige, de familiares, amigos, y cómo no, del presidente de la Federació, José Daniel Sanjuán, que le entregó un bello recuerdo, así como del presidente de la honor y mecenas José Luis López.

Antes, en una partida extraordinaria, en la que se vistieron de largo el gran Álvaro de Faura, Pedro el Zurdo, Peluco, Tato, Pedrito y Sarasol II, el que recibió el cariñoso apelativo de «Cañones», dejó el sello de su exquisita calidad, con su preciosa «feta de dau», su impecable colocación en los rebotes, su elegante postura.

Víctor, aguantó como pudo la eterna ovación que la afición, en el centro de la cancha, mientras el locutor alababa sus condiciones y agradecía en nombre de todos las buenas partes de pelota valenciana en la excelsa modalidad de la escala i corda, nos ha ofrecido.
El chaval de 41 años sólo tenía palabras de agradecimiento, eso sí, en voz baja: «Es un día muy especial para mí. Mi vida ha estado vinculada a los trinquetes valencianos donde ha ganado la amistad de mucha gente. Soy yo quien tiene que dar las gracias».

Goirigolzarri: «Me ha encantado»
Gustó la partida estelar que enfrentó a Puchol II y Félix frente al trío de Santi de Silla, Javi y Carlos. Hubo emoción hasta el límite, buenas jugadas y la confirmación de que Santi atraviesa un momento especialmente inspirado. Esa izquierda por arriba es una delicia y la usa con seguridad y criterio. La victoria cayó a su lado tras la igualada a 55.

Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, vizcaíno, fue pelotari en su niñez. Su afición al juego de pelota le inclinó al deseo de conocer de cerca la modalidad valenciana. Ayer, en una jornada en la que se acercó a Valencia para varios actos institucionales quiso conocer de cerca ese deporte «del que había oído hablar pero no conocía». Acudió a la catedral, acompañado de directivos territoriales de la entidad, donde fue recibido por el empresario José Luis López y por el presidente de la Federació, José Daniel Sanjuán. También estuvo presente el presidente de Les Corts, Enric Morera. Atendió generosamente a Levante-EMV para manifestar sus primeras impresiones: «Me siento muy a gusto en el trinquete. Me parece un deporte muy hermoso, de una rapidez y de una dificultad técnica muy acusada. Cualquier que haya jugado a pelota sabe que esta modalidad requiere de unos reflejos, rapidez e intuición impresionantes. De verdad que me ha encantado».
El presidente de Bankia quiso saludar al pelotari homenajeado y con él tuvo oportunidad de conocer las protecciones de los jugadores. José Luis López le regaló una pilota de vaqueta.

Bankia y el Individual
El pasado viernes se firmaba el contrato de Bankia con la Federació de Pilota Valenciana para el patrocinio del Individual de Escala i Corda y de Raspall. Los directivos territoriales afirmaban que la pilota valenciana y las bandas de músicas eran las únicas actividades patrocinadas por Bankia: «Las únicas en toda España. Bankia tiene una especial sensibilidad en apoyar estas manifestaciones tan arraigadas en las tierras valencianas», recalcaban. El presidente de la que está considerada como una de las entidades financieras más importantes de España termina su jornada institucional con una visita a Cullera, en un acto dedicado a las sociedad musicales valencianas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine