13 de febrero de 2018
13.02.2018

"Me entran escalofríos al ver la imagen", dice el portero del Castellón

El meta del club ´orellut´ se recupera tras la brutal entrada sufrida el domingo ante el Villarreal C

13.02.2018 | 04:15
"Me entran escalofríos al ver la imagen", dice el portero del Castellón

Fue ayer cuando Alejandro Zagalá quiso ver la espeluznante imagen en la que el delantero Dani Villanueva, del Villarreal C, impactó con los tacos de su pierna izquierda entre el cuello y la mejilla derecha, en el minuto 86 del derbi del domingo. El guardameta del Castellón quedó sorprendido por la acción.

Ya en casa, y después de unas horas ingresado en el hospital, dijo el arquero del conjunto albinegro que «viendo la imagen repetida me entran escalofríos porque podía haber sido mucho peor. Afortunadamente, ha quedado en diez puntos de sutura, heridas y contusiones, pero insisto, me cuesta ver la imagen repetida»,

En ese minuto 86, el Castellón ya había agotado los cambios. El delantero Cristian Herrera asumió la responsabilidad de ponerse bajo los palos, con 1-2 ahora los dos equipos con diez jugadores tras la expulsión previa del local Lozano en el minuto 74. Apretó el Villarreal C y el montenegrino Nikola Vujnovic lanzó un trallazo envenenado que besó las mallas. El infractor salió beneficiado. Por eso Zagalá reflexionó y dijo: «Más allá de la entrada, quiero aprovechar para pedir que se revise una normativa que beneficia al infractor».

Villa: «Voy al balón»
Mucha polvareda levantó esa escalofriante acción que acabó con la hospitalización del portero albinegro por una patada en la cara. Se la dio el joven delantero malagueño Dani Villanueva. El chaval, afectado por todo lo que se ha comentado al respecto, dijo ayer que «respecto a la jugada, en todo momento voy al balón, pero es verdad que levanto la pierna más de la cuenta porque no vi al portero».

Todo fue muy rápido. A primera vista pocos se percataron de lo que realmente sucedió. Luego al ver repetida la acción en vídeo o por las fotos es cuando realmente se ve claro. «Al darme cuenta de la gravedad de la acción fui a ver al portero y antes de salir en la camilla también me disculpé. Por la tarde pedí su número al cuerpo técnico para ponerme en contacto con él e interesarme por su estado», concluyó Dani Villanueva, que en esa acción vio tarjeta amarilla, por lo que siguió jugando. Es la quinta cartulina y descansará el próximo sábado, en la visita al feudo del Atlético Levante, precisamente ex equipo del castellonense Zagalá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine