09 de abril de 2016
09.04.2016
Libertad horaria

La restricción horaria ya provoca un impacto laboral en el comercio antes arrancar

Las tiendas de Nuevo Centro, que pueden abrir por ley, quieren salvar el «black friday»

09.04.2016 | 04:15

Aún no ha entrado en vigor el nuevo marco de libertad horaria en Valencia, que elimina al gran comercio de algunas zonas de la ciudad las prerrogativas para abrir en domingos y festivos, y el impacto laboral ya ha comenzado a notarse. Con todo, las cifras son todavía moderadas. Los centros comerciales Nuevo Centro y Arena han trasladado una reducción de horas a las empresas que les prestan los servicios de limpieza, mantenimiento, seguridad, aparcamiento, etcétera.

Es la consecuencia directa de no poder abrir a partir de ahora los días festivos. Tanto el enclave comercial de Orriols, como la galería Nuevo Centro han perdido la figura jurídica de zona de gran afluencia turística. Desde mañana solo la tienen el centro histórico y Cacsa.

Además de esto, va a haber despidos. En el Arena se calculan en un 20% de total de trabajadores directos; en Nuevo Centro, por su parte, la asociación de comerciantes maneja una cifra que puede rondar entre 300 y 500. Son estimaciones a partir del cálculo de personal que fue contratado durante los últimos años para, precisamente, cubrir el incremento de carga de trabajo y del que ahora se podría prescindir.

En Nuevo Centro comienza a darse por perdida la posibilidad de que la galería permanezca abierta todos los festivos para que los pequeños comercios que gozan de libertad horaria (los de menos de 300 m2 que no pertenezcan a cadenas) puedan levantar la persiana.

Las grandes superficies y grupos de moda ya no van a poder abrir en festivo a partir de mañana, pero no es su intención impedir la apertura a las pequeñas. En la asamblea de propietarios que se celebra a final de mes, las grandes superficies, que tienen mayoría de control, les ofrecerán abrir la galería pero siempre que el pequeño comercio que abra corra con los gastos. No es probable. Son entre 120.000 y 150.000 euros al año en seguridad, electricidad o limpieza por abrir todos los festivos.

Más factible es que los pequeños comercios pidan una solución intermedia, como facilitar la apertura de los comercios habilitados en festivos muy señalados. «Hay varios festivos no aperturables que son buenísimos, como el domingo del 'black friday', o el 26 de diciembre (lunes), que en 2016 no es aperturable», apuntan en la Asociación de Comerciantes. El coste para los comerciantes sería mucho más razonable, unos 3.000 ? por festivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


¿Quiere darle visibilidad a su empresa en Internet?

Levante-emv.com cuenta con una sección de noticias de empresa de la Comunitat Valenciana donde su empresa no puede faltar.

Enlaces recomendados: Premios Cine