19 de junio de 2016
19.06.2016
Elecciones Generales 2016

Elecciones generales 2016: Miembros de la PAH boicotean un acto de Rajoy

"Habrá que pedirle a Iglesias que no nos mande a más manifestantes", ha contestado el presidente en funciones

19.06.2016 | 22:03
Elecciones generales 2016: Miembros de la PAH boicotean un acto de Rajoy

Dos miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han irrumpido este domingo durante el acto en Lleida del presidente en funciones y candidato del PP a la presidencia, Mariano Rajoy, quien ha ironizado sobre estos hechos pidiendo a Pablo Iglesias (Podemos) que "no mande a más manifestantes".

Cuando habían transcurrido apenas tres minutos desde que Rajoy iniciara su intervención en su mitin en La Llotja de Lleida, dos personas del público se han levantado portando las habituales camisetas verdes de la PAH y lanzando consignas contra Rajoy y el PP, y han sido desalojados del auditorio al momento entre abucheos.

Precisamente, a unos metros de la entrada del edificio se han manifestado una treintena de miembros de la PAH, separados por un cordón policial.

"¿Ya puedo?", ha proseguido Rajoy tras estos hechos. "Habrá que pedirle a Iglesias que no nos mande a más manifestantes. No es que tengamos ningún problema, pero si los envía un poco más tarde, ellos son más felices y nosotros también".

Además de esta protesta, justo antes de que se iniciara el mitin del PP, miembros de la organización del partido han obligado a abandonar el auditorio al portavoz de Comú de Lleida en el Ayuntamiento de la ciudad, Carlos González, que se encontraba sentado entre el público.

En su cuenta de Twitter, González confirmaba que le habían "echado" del acto "por motivos ideológicos": "Cuando un mitin lo convierten en un acto privado y un ciudadano es expulsado por tener otras ideas, digan ustedes en qué democracia estamos", ha criticado el dirigente de Comú de Lleida, formación vinculada a En Comú Podem y Podemos.




Unas terceras elecciones serían "un ridículo mundial"

Por otro lado, Rajoy ha asegurado que tras el 26 de junio mantendrá la misma posición que tuvo en diciembre, cuando propuso al PSOE la gran coalición, y ha advertido de que unas terceras elecciones generales por falta de acuerdo para una investidura supondrían "un ridículo mundial".

Rajoy ha mantenido una conversación informal con los periodistas que cubren su campaña electoral en la que ha dicho que considera ya un disparate que se vayan a celebrar estas segundas elecciones.

Ha advertido de que si el líder socialista, Pedro Sánchez, hubiese aceptado su propuesta no se encontraría en la situación actual, con el PSOE a punto de convertirse en tercera fuerza y ser sobrepasado por Podemos.

Y aunque subraya la difícil situación de los socialistas, cree que el PSOE ya no puede bajar más de lo que le dan las encuestas, porque es un partido con muchos años de historia.

En esta jornada en la que se han publicado numerosas encuestas, el presidente del Gobierno en funciones ha subrayado el hecho de que la mayoría de los sondeos dan al PP más del 30 por ciento de los apoyos.

Ha admitido no obstante que no cree que su partido y Ciudadanos sumen los escaños suficientes.

En cualquier caso ha insistido en que mantendrá su propuesta de una gran coalición, una opción que prefiere, ha reconocido, al gobierno en minoría.

Un gobierno de coalición, ha dicho, sería para cuatro años y daría un mensaje serio, mientras que un Ejecutivo que no pudiese sacar leyes adelante ni aprobar los presupuestos sería una máquina de generar desconfianza.

No ha querido Mariano Rajoy especular sobre lo que van a hacer sus adversarios tras las elecciones: si el PSOE acabará pactando con Podemos o si el partido de Pablo Iglesias pondrá encima de la mesa la ventaja en votos si no la consigue en escaños sobre los socialistas.

Ha llegado a decir que Pablo Iglesias le trae sin cuidado, mientras ha insistido en que lo que tiene claro es lo que va a hacer él, volver a ofrecer la gran coalición y reclamar en cualquier caso el derecho a gobernar por haber ganado de nuevo los comicios.

La coalición, ha reiterado, es el planteamiento más sensato y así lo cree, en su opinión, la mayoría de los ciudadanos.

Y si los demás no quieren aceptarla, ha dicho a los periodistas, por lo menos que le dejen gobernar por ser el más votado.

No ha querido Rajoy adelantar a los periodistas si volvería a declinar un ofrecimiento del Rey para la investidura como hizo tras las elecciones de diciembre. Lo que le tenga que decir a Felipe VI, ha dicho, se lo dirá a él primero en su momento y dependiendo también de lo que le diga a él el monarca.

En esta conversación informal, Rajoy ha comentado por otra parte que no cree que el resultado del referéndum sobre el "brexit" -que se celebra el próximo jueves- vaya a influir en la campaña electoral en España.

Rajoy cree que en ese referéndum ganará la permanencia del Reino Unido en la UE. Y si ocurriese lo contrario admite que pueda haber un shock inmediato, por ejemplo en las bolsas, pero ha recordado que el "brexit" no implica la salida inmediata, pues se abriría un periodo para decidir el nuevo estatus del Reino Unido en la Unión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook