27 de junio de 2016
27.06.2016
26J

Pactos electorales: Rajoy: "Hay que hacer un gobierno y hacerlo ya"

El líder del PP tiende la mano a los socialistas y advierte contra la "irresponsabilidad" de impedir un acuerdo

28.06.2016 | 08:37
Pactos electorales: Rajoy: "Hay que hacer un gobierno y hacerlo ya"

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes de que no va a renunciar a gobernar y ha considerado que se produciría una situación "verdaderamente grotesca" si las demás formaciones políticas no dejan formar gobierno a la que ha ganado, y con mejores resultados, las elecciones generales. Rajoy ha apelado a su mejora electoral para instar a la formación de un Gobierno encabezado por él, pero se ha encontrado ya con la negativa de los partidos que pueden facilitarlo: el PSOE ha descartado incluso la abstención y Ciudadanos ha rechazado ayudarle en su objetivo.

También ha avisado Rajoy de la "irresponsabilidad antológica" que cometerían otros partidos si bloqueasen la posibilidad de un Gobierno encabezado por el PP y llevasen al país a unas terceras elecciones.

Tras la reunión del Comité Ejecutivo de su partido, Rajoy ha comparecido ante la prensa para explicar que abrirá su diálogo con las demás fuerzas políticas -empezando por el PSOE- cuando regrese de la cumbre de la UE, a la que se va este martes y que podría prolongarse hasta el jueves.

Si en la campaña electoral pidió que se concentrase el voto de los moderados en el PP, hoy el jefe del Ejecutivo en funciones ha tendido su mano a los "partidos moderados" para tratar de formar un gobierno estable.

Ha advertido de que "hay que hacer un gobierno y hacerlo ya", porque el país no puede pasarse, como tras los comicios de diciembre, otros seis meses en funciones cuando tienen que elaborarse los presupuestos o aprobarse leyes, y también porque el país tiene que afrontar en el exterior cuestiones como la de la salida del Reino Unido de la UE.

Ya en su exposición inicial, Rajoy ha subrayado la posición de fuerza con la que parte el PP tras las elecciones de ayer, y ha destacado que ahora aventaja en casi dos millones y medio y 52 escaños a la segunda fuerza política, el PSOE -antes eran 1,6 millones y 33 escaños-.

Tras recordar también que su partido ha ganado en todas las comunidades excepto en Cataluña y País Vasco, Rajoy ha señalado que estos resultados "han avalado" la estrategia que defendió desde diciembre, la de "acatar el mandato de las urnas, admitir la necesidad de pactos, ofrecer al PSOE y a Ciudadanos la gran coalición y huir de la teatralización la política" que, en su opinión, han mostrado los demás.

"Yo no voy a renunciar a gobernar", ha advertido el líder del PP, quien además ha insistido en que prefiere la gran coalición para formar un gobierno "estable" durante cuatro años. Ha añadido, no obstante, que está "abierto a todas las fórmulas". Porque si la gran coalición no es posible "habrá que gobernar igual", aceptando así un Ejecutivo en minoría, y no descartando, como ha admitido, pactar con los nacionalistas del PNV y con Coalición Canaria.

Y si hay quien como el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quiere mantener el veto sobre su persona, Rajoy ha señalado que sería "el primer dirigente de la historia" que ganando unas elecciones admite irse porque lo pidan quienes las han perdido. "Vamos a ver si somos serios y nos comportamos democráticamente", ha señalado el presidente del Gobierno en funciones, quien también ha querido calmar las aguas de cara a una negociación.

Con una ovación de pie han recibido a Rajoy en la sede nacional del partido los miembros del Comité Ejecutivo Nacional, entre ellos muchos líderes regionales que han hecho una lectura territorial de los resultados.

Mariano Rajoy, que ha recibido esta mañana la felicitación telefónica del expresidente del Gobierno José María Aznar, ha negado que ambos hayan arreglado sus desacuerdos porque, ha asegurado, él no ha tenido "ninguna fricción" con su antecesor al frente del partido.

Además, ha insistido en que el PP no celebrará su congreso nacional hasta que no se forme gobierno, y ha augurado que para el 31 de diciembre se habrán celebrado ya tanto este cónclave como todos los regionales, que siguen pendientes.

No descarta "absolutamente nada"

Antes, en una entrevista en la COPE, Rajoy, que ha apostado de forma prioritaria por la gran coalición, ha señalado que no descarta "absolutamente nada" para su investidura, tampoco un pacto con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria -que le dejaría a un escaño de la mayoría absoluta-. Pero "en temas fundamentales necesitamos al PSOE", ha advertido.

Ha mostrado su disposición a llamar a los demás partidos, empezando por los socialistas, y ha insistido en que intentará "una fórmula de gobierno" que garantice, por ejemplo, la aprobación de los presupuestos generales del Estado del año que viene, otras leyes pendientes y atender los compromisos y retos europeos como el derivado del "Brexit". "Para esto se necesita un mínimo entendimiento en cuatro o cinco asuntos y voy a hacer cuanto esté en mis manos para conseguirlo. Hablaré con todas las fuerzas políticas, el primero con el PSOE", ha reiterado.

Rajoy ha recordado que el día 19 de julio se constituirá el Parlamento de la XII Legislatura y ha considerado que para dentro de un mes debería haber "un acuerdo de mínimos" que facilitara las cosas al Rey en las consultas que mantendrá con los representantes de los diversos partidos para proponer un candidato a la investidura.

Respecto al resultado de Unidos Podemos, ha señalado que los ciudadanos han tenido más elementos de juicio para conocer a los partidos de esta coalición y darse cuenta, por ejemplo por su gestión en algunos ayuntamientos, que "una cosa es predicar y otra dar trigo". A su juicio, también en esto han acertado los españoles porque cree que las recetas de Podemos no sirven en la Europa actual.


Evolución del voto al PP en las elecciones generales

Rajoy, que ha mostrado su satisfacción y la del PP por los resultados conseguidos ayer, ha destacado especialmente los logrados en Andalucía, la Comunidad Valenciana y Galicia.

"En Andalucía ha habido un magnífico resultado, nuestra gente ha dado la batalla y hemos ganado al PSOE; en Valencia el partido empieza a tomar el pulso; y estoy muy contento con Galicia, es mi tierra y sacar dos escaños más de los que teníamos quiere decir que la gente se ha esforzado", ha añadido.

Mapa por provincias


El PSOE no apoyará a Rajoy

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha descartado apoyar la reelección de Mariano Rajoy por "acción u omisión" al subrayar que los votos de su partido tienen como fin cambiar "las políticas injustas, ineficaces y antisociales" del PP. La lectura del PSOE en el día después se resume en que es Rajoy el que tiene que sumar los apoyos necesarios entre sus "afines ideológicos y las derechas nacionalistas", no entre los socialistas.

Aunque hay dirigentes territoriales, como el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, partidario de que gobierne el líder del PP a tenor de los resultados, en la dirección socialista prefieren ceder a Rajoy toda la presión, por lo que le han emplazado a iniciar el diálogo y a "ir contando".

El portavoz del Comité Federal de los socialistas, Antonio Hernando, ha sido contundente y ha dicho que su partido no apoyará al PP en la investidura ni por la vía de la abstención, básicamente porque las urnas les han situado en la oposición, según sus declaraciones.

Luena no ha cerrado la puerta del todo a que el PSOE pueda intentar formar gobierno pese a sus 85 diputados, pero ha dejado claro que "le toca" a Rajoy tomar la iniciativa al ser el partido ganador y que los socialistas no están dispuestos a prestarle su apoyo o abstenerse.

Rivera no cierra las puertas a un pacto entre PP y PSOE

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este lunes que "nunca hubo veto" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero que su partido utilizará sus escaños para que haya cambio y regeneración. Así, ha propuesto que se reúnan PP, PSOE y Ciudadanos "para hablar de reformas, no de sillones" y dejar para "el final el debate del Gobierno y de los sillones".

Sin embargo, horas más tarde, en una comparecencia en la sede de Ciudadanos, Rivera, ha dicho que su partido no va a contribuir a que Mariano Rajoy siga siendo el presidente del Gobierno, reconociendo que sus votos no son decisivos, y ha avanzado que hablará con el PP y PSOE para poner en marcha una mesa de negociación tripartita.

En declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, Rivera ha avisado de que él no contará "con partidos separatistas ni nacionalistas" para sostener al gobierno. A su juicio, durante años el PNV, CDC o ERC han utilizado la ley electoral para condicionar al gobernabilidad y ahora existe la "oportunidad" de empezar una nueva etapa.

Rivera no ha querido decir claramente si se abstendrá o no en el caso de que Rajoy se presente a la investidura y se ha limitado a asegurar que los 32 escaños de Ciudadanos "no son necesarios" para poner en marcha el Ejecutivo y, en cambio, si lo son los socialistas.

Con un análisis más reposado de los resultados de las elecciones de ayer, en las que Ciudadanos perdió ocho escaños, Rivera, en una rueda de prensa en la sede de Alcalá, ha admitido que si PP y PSOE logran ponerse ahora de acuerdo, Ciudadanos "no tiene nada que decir" y estará en la oposición defendiendo sus reformas.

Rivera, tras reunirse con su ejecutiva, que le ha dado el mandato para promover esa mesa tripartita, según ha explicado, ha asegurado que esta tarde se pondrá ya en contacto con los otros dos partidos "constitucionalistas" para impulsar esas conversaciones, en las que descarta incluir a los partidos "separatistas" y a Podemos.

"Sólo con los tres podremos conseguir estabilidad y también que haya cambios" porque PP y PSOE, "sin Ciudadanos" no van a hacer cambios que no han hecho en 35 años.

El PNV ve "muy difícil"un acuerdo con Rajoy

El PNV hablará con Mariano Rajoy si le llama para negociar, pero ve "muy, muy difícil" llegar a un acuerdo con el Partido Popular porque tendría que dar un "giro de 180 grados" a muchas de sus políticas.

La ejecutiva del PNV, el Euzkadi Buru Batzar (EBB), estudia hoy en su reunión semanal en Bilbao los resultados de los comicios de ayer y el papel que pueden jugar sus cinco diputados.

Fuentes del EBB han dicho a Efe que es muy poco probable que el PNV forme parte de un pacto de investidura o de legislatura, pero sí está dispuesto a participar en las reformas "profundas" que se deben abordar como la cuestión de Cataluña y Euskadi, el fin de los "ataques al autogobierno" vasco y la derogación de la Lomce y la reforma laboral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook