06 de diciembre de 2015
06.12.2015
Distinción

El Consell convierte a Miquel Grau en símbolo de libertades constitucionales

El joven comunista asesinado en 1977 recibe la primera Distinción para la Defensa de los Derechos y Libertades que ha establecido el bipartito

06.12.2015 | 00:06
El Consell convierte a Miquel Grau en símbolo de libertades constitucionales

El Consell se reunió ayer sábado de forma extraordinaria para conceder a Miquel Grau, el joven comunista asesinado en vísperas del 9 d'Octubre de 1977, la Distinción para la Defensa de los Derechos y Libertades «por su defensa de los valores y los principios constitucionales de la libertad, transformación social, justicia, igualdad, dignidad y pluralidad, que defendió con su propia vida».

Con la instauración de esta distinción con motivo del 6 de diciembre, el Consell del bipartito se pone al frente de un relato, la reivindicación de la Constitución, que en los últimos 15 años habían patrimonializado los conservadores, más aún en un momento en que la izquierda ha hecho de la reforma de la Carta Magna uno de sus caballos de batalla. Con todo, la Generalitat de PSPV y Compromís ha llevado a su terreno este relato, reconociendo al fin a uno de los iconos por antonomasia de la izquierda de la transición.

No es el primer gesto a la memoria de Miquel Grau. Hace unas semana, se inauguró una placa conmemorativa en Alicante, con todo los partidos del ayuntamiento y el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz.

Según la nota de la Generalitat, a partir de este año, cada 6 de diciembre se otorgará la Distinción para la Defensa de los Derechos y las Libertades Constitucionales a aquellos valencianos que hayan destacado o se hayan distinguido en la defensa de los valores y de los principios constitucionales o hayan sido víctimas en la defensa de esos mismos valores y principios. Miquel Grau, del Moviment Comunista del País Valencià, fue asesinado por un militante de la extrema derecha en octubre de 1977 en Alicante mientras participaba en una pegada de carteles para la manifestación del 9 de Octubre.

La Ley de Memoria Histórica de 2007 lo considera la última víctima de la violencia contra la democracia. El Consell ha acordado otorgar el galardón a Miquel Grau «en reconocimiento del sacrificio de su vida en el ejercicio de la libertad política que acabábamos de estrenar y en defensa del autogobierno que fomenta la arquitectura de la convivencia constitucional».

La distinción la recibirá la familia de Grau en el transcurso del acto que con motivo del día de la Constitución celebra la Generalitat en Alicante, donde Al Tall volverá a cantar su «Ai, ai, ai, pero cridar vull l'Estatut», que le dedicó a Grau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas