08 de diciembre de 2015
08.12.2015

La «deuda» en proyectos del Gobierno con la C. Valenciana alcanza los 2.000 millones

La Comunitat aglutina el 10,6 % de los habitantes, pero sólo se han consignado un 7,16 % de las inversiones

08.12.2015 | 04:15

La legislatura que ahora termina se ha saldado con un déficit de inversión en la Comunitat Valenciana de cerca de 2.000 millones desde 2012, de acuerdo con los datos que figuran en las cuentas del Estado pero también en las estadísticas de la Cámara de Contratistas. Es decir que al expolio que sufre la Generalitat con la financiación autonómica –unos mil millones menos cada año– se tiene que sumar el tijeretazo a las inversiones de este mandato, que ni se ajustan al volumen de población ni tampoco a la aportación de la Comunitat y de la provincia al Producto Interior Bruto (PIB) de España.

Los datos, de hecho y si se revisan los cinco presupuestos aprobados con Cristóbal Montoro de ministro entre 2012 y 2016, vuelven a poner encima del tapete el «ninguneo». La Comunitat Valenciana aglutina el 10,6% de los habitantes de España y casi un 11% del PIB cuando, durante este mandato de Rajoy, sólo se le ha consignado un 7,16% de las inversiones de toda España. Cuatro puntos menos de lo que, en la práctica, le correspondía a los valencianos.

Obras y licitaciones

Los datos de licitaciones –las obras que realmente se han empezado a ejecutar de todas las que se promete cuando se elaboren las previsiones de gasto– tampoco son mejores, teniendo en cuenta los informes de la Cámara de Contratistas y de Seopan.

De acuerdo con ese indicador, el déficit de licitación en el conjunto de la Comunitat, con los datos actualizados a los nueve primeros meses del año, sería de 976 millones.

Junto al grave déficit de financiación con una «deuda histórica» de unos 15.000 millones, además, durante este último mandato, se habría acumulado otro «agujero» de unos 2.000 millones a favor de la Comunitat en materia de inversiones. Cabe recordar que el Consell anunció la semana pasada su intención de demandar al Gobierno de España en los tribunales y llevar los presupuestos al Tribunal Constitucional por la marginación de la Comunitat Valenciana, decisión pendiente ahora de una reunión previa con el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy.

El número uno socialista al Congreso, Julián López Milla, considera que los datos de inversiones de Rajoy evidencian «el maltrato a la Comunitat. Y los de licitaciones, es decir, los de la obra nueva que se inicia no son mejores». La C. Valencana, en opinión de López Milla, ha estado «rezagada y con inversiones muy inferiores a su población». «Como otras autonomías y provincias ha recibido más recursos por habitante que nosotros, no cabe argumentar falta de dinero, sino simplemente constatar que el gobierno de Rajoy nos ha marginado con premeditación y alevosía», apuntó el candidato socialista por Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook