13 de diciembre de 2015
13.12.2015
Diccionario electoral

Reflexión

13.12.2015 | 04:15

«Pásalo». Aquella palabra, rebotada por SMS durante el día de reflexión de las Generales de 2004, alteró muchas cosas. Una, el retiro dorado de Aznar a la Historia. Dos, que los medios de comunicación («contrapoder» en su tarjeta de visita, «hiperpoder» en su tuétano) se enteraron de que ya no controlaban el cotarro. ¡Peligro!: libertad para el pueblo que ha de llevar orejeras y bozal para no romper algo (frágil: democracia). Los ingeniosos de las redes sociales y creadores de memes „«desaqueferats» decía mi abuela„ ya estarán planeando mensajes activistas para este próximo y reflexivo día 19. Aquí va un ramillete de cosecha propia y sin «copyright». «Rajoy apoyó a un corrupto a sabiendas y avaló a un preso de Castelló». «Pedro Sánchez votó el 135 de la Constitución sin chistar». «Rivera sigue jugando en la Liga Universitaria de Debate. Premio de esta edición: sueldo de 78.185 euros y alquiler gratis en Moncloa por hablar bien». «Pablo Iglesias es marxista y va menos a los círculos que a la peluquería». «Garzón se desvivió por pactar con el Podemos que ahora azota y critica menos a Cuba que a un sindicalista laxo». «UPyD tiene menos de unión que de progreso electoral y democracia interna». Quizá haga falta más salsa para alcanzar la viralidad (nirvana de la estupidez). Probemos: «Si no quieres más animaladas, vota al Pacma». Un poco más: «En el séptimo estreno de ´Star Wars´, Pedro Sánchez es la amenaza fantasma, Iglesias un jedi místico de coleta láser y Rajoy se quita la barba y le confiesa a Rivera: ´Yo soy tu padre´».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook