15 de diciembre de 2015
15.12.2015
Opinión

Rematar la faena; otro gobierno es posible

Las personas que confiaron el pasado 24 de mayo en que otra manera de gobernar era posible, hoy pueden decir con orgullo que su voto fue valioso

15.12.2015 | 00:38

Quedan cinco días para continuar el cambio que ya ha comenzado en la Comunitat Valenciana. Las personas que confiaron el pasado 24 de mayo en que otra manera de gobernar era posible, hoy pueden decir con orgullo que su voto fue valioso.

También podrán mostrarse orgullosas el próximo 20 de diciembre cuando sientan que su voto tiene el poder de mejorar la vida de millones de personas en este país.

La legislatura que ahora acaba –algo bueno tenía que tener– ha sido la peor de las últimas décadas. El PP, con su miedo a perder el poder, nos quieren borrar de la memoria las poderosas razones que tenemos para cambiar el gobierno. Sin embargo no queda tan lejos, ni están tan lejos, quienes nos han saqueado, quienes nos han robado, quienes nos han recortado nuestros derechos, quienes nos quieren hacer callar con leyes y ellos quedar impunes, quienes nos han impuesto un modelo educativo que discrimina mientras cobraban los sobres de la vergüenza.

«No habrá paz para los corruptos»

Nos han despreciado, pero sabemos quiénes son: Son los de Gürtel, Púnica, Brugal, Emarsa, Nóos... Ellos dicen: «Luis sé fuerte» y el día 20 hay que decirles: «No habrá paz para los corruptos».

En este tiempo, el poder ha sido ejercido de manera perversa. Poder para perpetuarse en el poder, sin moral ni ética pública. Nadie les votó para que nos robaran y engañaran. Nadie les votó para que gobernaran para una minoría privilegiada mientras miles de personas se quedaban por el camino. Son los mismos que nos repiten hasta la náusea que estamos saliendo de la crisis, cuando en realidad están impulsando calculadamente un cambio de modelo en el que la vida digna para muchas personas resulta imposible.

Por eso, el pasado 24 de mayo fue el triunfo de la decencia y de la gente honrada y sencilla que decidió que los gobernantes no volvieran a avergonzarlos.

Desde entonces, hemos demostrado que se podían abrir los comedores escolares en verano, que la sanidad universal y gratuita y de calidad es posible.

Hemos demostrado que los pagos a la dependencia se pueden priorizar, que los niños tienen derecho a libros, que quienes más sufren pueden tener derecho a agua, luz y gas, que el gobierno puede ser transparente y que la administración tiene piel y corazón.

Una financiación justa

También nos hemos centrado en la reivindicación de un sistema de financiación justo y constitucional para poder financiar los servicios públicos que garantizan los derechos de la gente. Y por eso queremos contar con un grupo parlamentario valenciano en el Congreso de los Diputados que conozca y defienda nuestras prioridades, visibilice nuestros problemas y proyecte nuestras esperanzas.

Ahora con Compromís-Podemos #éselmoment de continuar el cambio que llevó una sonrisa a la Generalitat Valenciana, porque llenando las urnas de sonrisas podemos volver a sonreír todos juntos. El 20D es el momento de rematar la faena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook