18 de diciembre de 2015
18.12.2015
Opinión

Un futuro para todos

En materia de educación y cultura hemos vivido una campaña extraña

18.12.2015 | 04:15

En materia de educación y cultura hemos vivido una campaña extraña. Algunos partidos predican «bondades» sin explicar sus propuestas. Otros defienden la continuidad del sistema vigente aunque se haya demostrado precario e ineficaz. Los más extremistas intentan copiar modelos en la UE, donde no cabe nada que no sea democracia y libertad. Desde hace tiempo se ha mercadeado con las esperanzas de la gente. Y ese mercadeo constante es el que han sufrido los sectores educativos y de la cultura. Tenemos que empezar a proponer mejoras factibles y reales, a ofrecer respuestas a las demandas de la ciudadanía. En ese escenario la formación debe ser entendida como integral e integradora y la educación un proceso vital que aportará un pensamiento crítico y autónomo.

Un sistema educativo que ha dado cabida a innumerables leyes, es un sistema educativo ineficaz. La Comunidad Valenciana está llena de talento y con esta situación lo estamos dejando escapar. Actuemos desde las primeras etapas, motivando a edades tempranas, incentivando las habilidades no cognitivas y cognitivas, familiarizando a los niños con otras sensibilidades, con la empatía, con la socialización, con integración. ¿Qué es lo que proporciona un sistema educativo de calidad? En primer lugar la universalidad, el acceso a la educación independientemente del origen, de las circunstancias familiares o personales y de la capacidad económica. En segundo lugar un cuerpo docente con una formación continua, que ante todo ejerza su profesión basándose en los principios constitucionales de mérito y capacidad, en el que se reconozca y se incentive su esfuerzo con una promoción profesional justa y una compensación económica adecuada. No limitarnos a ser la cola sino el motor de arranque. Y por ello presumimos de ofrecer un programa con propuestas sensatas y adaptadas a nuestro tiempo, lo que implica no solamente una inyección económica en el sistema educativo, sino un cambio de todo el sistema en sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook