21 de diciembre de 2015
21.12.2015

Resultados elecciones generales: Bonig salva los muebles al ampliar en 177.000 los votos de las autonómicas

El PPCV, con 834.000 votos, logra once diputados, pero pierde casi 22 puntos respecto a 2011 - La lideresa ve el objetivo cumplido y se rearma en clave interna

21.12.2015 | 02:11
Bastidas, Eva Ortiz, Bonig, Betoret, Novo y Agramunt.

Tal día como ayer, hace siete meses, el PP de la C. Valenciana vivió su peor noche electoral en veinte años. Ganaron las autonómicas, pero el entonces presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, tuvo claro que era el fin. De hecho, dio el pase al tripartito ese mismo día, un gesto que muchos, entre ellos la que sería su sucesora, Isabel Bonig, le afearon en privado.

Anoche los populares no se jugaban la Generalitat, ni ningún ayuntamiento, pero sí seguir teniendo en Madrid a uno de los suyos y poder ver algo de luz al final del tunel. Las alianzas postelectorales decidirán si Mariano Rajoy seguirá o no en la Moncloa tras ganar las elecciones, pero lo que es seguro es que contará con 11 diputados, una aportación que arma a Isabel Bonig de cara a su reelección en el próximo congreso regional. Por lo pronto, su porcentaje de voto es tres puntos superior al de la media de España (28,7%).

Con el 31,3% de los votos, el PP fue ayer el ganador de las elecciones generales en la C. Valenciana, si bien pierde nada menos que nueve diputados respecto a 2011. El espejo de las generales cuando el PP de Fabra tocó el cielo (1.390.233 votos y el 53,92%) es letal para el PPCV que desde el inicio de la campaña prefirió mirarse al de las autonómicas de 2015. Con este punto de referencia, el panorama mejora. Los populares obtuvieron un 26,98% de los votos, por lo que remontan cuatro puntos y pasan de las 658.612 papeletas cosechadas en mayo a los más de 834.000 obtenidas ayer. El nuevo PPCV de Bonig supera en más de 177.000 votos al de Fabra. Estos datos serán, sin duda, los que hará valer Bonig (ya lo hizo anoche), que aspira a revalidar la presidencia sin contestación interna.

Por provincias, Alicante ofrece el mejor porcentaje de voto (32%), aunque pierde cuatro de sus ocho diputados. En términos absolutos es la provincia de Valencia (con cinco diputados) la que aporta más de la mitad de los nuevos votos respecto a las autonómicas (más de 80.000). Castelló, con 97.000 papeletas conserva dos de los tres parlamentarios que tenía.

Los populares fueron los últimos en comparecer. Casi al filo de la media noche, Isabel Bonig, que siguió los resultados desde la sede, compareció ante los medios para proclamar que se habían cumplido los objetivos «modestos» y «humildes» de superar el 24M. «Hoy (por anoche) comienzan las elecciones autonómicas de 2019 y vamos a ganarlas», aseguró Bonig, que consideró el 20D como el inicio del relato que volverá a «conectar» a los valencianos con el PP para que el partido vuelva a la Generalitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook